Santa María es proclamada Basílica Menor en una eucaristía presidida por el Obispo

La concelebración eucarística fue seguida por muchos fieles y presidida por el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo.  /
La concelebración eucarística fue seguida por muchos fieles y presidida por el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo.

El templo vivió uno de sus días más importantes con la concelebración eucarística que fue seguida por un gran número de feligreses

JÉSSICA SOTO

Santa María vivió ayer uno de los días que quedará enmarcado para la Historia del templo con la concelebración eucarística con motivo de la proclamación del título de Basílica Menor, concedido por el Papa Francisco el pasado 5 de abril.

La eucaristía fue presidida por el Obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, los cantos de 'Musicalma' abrieron el acto religioso. La lectura del Decreto Pontificio no tardó mucho y fueron el Vicario general de la Diócesis y el párroco de Santa María los que los leyeron en latín y en español, respectivamente. «El Sumo Pontífice Francisco concede a la iglesia parroquial en la ciudad de Linares, en honor de Santa María, llamada La Mayor, el título y dignidad de Basílica Menor con todos los derechos y concesiones litúrgicas que debidamente le corresponden», leyó Sebastián Pedregosa, párroco.

A continuación, tomó la palabra el obispo de Jaén. «Como Administrador Apostólico de la Diócesis de Jaén, doy las gracias a la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, por haber elevado a la dignidad de Basílica Menor a la iglesia de Santa María la Mayor de la ciudad de Linares», sostuvo el obispo, quien también agradeció este privilegio concedido por el Papa Francisco. En ese momento, el párroco y el obispo intercambiaron un abrazo de paz, mientras que los presentes que ocuparon por completo el templo acompañaron el gesto con un aplauso y las campanas de la iglesia repicaron festivamente.

A continuación, tuvo lugar la monición a la entrada de las insignias basilicales. Desde la capilla de la Hermandad del Rescate hacia el altar mayor , los presentes pudieron contemplar de cerca el conopeo (parasol en forma de tienda, de color rojo alternando el amarillo al ser estos colores los del gobierno pontificio y símbolo de acogida) y el tintinábulo (una campana que es símbolo de convocatoria), que son las dos insignias que puede utilizar una Basílica Menor y que se colocaron al lado del presbiterio.

A partir de ahora, también podrán usar las 'Llaves de San Pedro' en los escudos, en las vestiduras litúrgicas y en los ornamentos de la iglesia las llaves de San Pedro. La eucaristía prosiguió con el orden habitual de una misa y en la despedida, Sebastián Pedregosa volvió a agradecer la presencia del obispo de Jaén y a la comunidad eclesiástica de Linares por el respaldo a Santa María.

Por último, todos aquellos que quisieron compartieron unos aperitivos en los salones parroquiales. Además de la importancia de la eucaristía con la proclamación oficial del título de Basílica Menor, los feligreses también pudieron apreciar la cuidada decoración que lució el templo para la ocasión. Se colocaron unos setos en la explanada de la ya Basílica, además de unas banderolas y las banderas de Linares y del Vaticano. En el interior también fue significativa la ornamentación floral y todas las cofradías cuya sede canónica es Santa María adornaron sus capillas para ocasión.

Santa María La Mayor se construyó a partir del año 1227 y es uno de los templos más admirados por los vecinos y visitantes a Linares.

 

Fotos

Vídeos