La Policía Local levanta hasta 50 sanciones a dueños de perros por ensuciar las calles

La Policía Local levanta hasta 50 sanciones a dueños de perros por ensuciar las calles

La presencia de excrementos de mascotas por las calles y parques de la ciudad centran muchas de las quejas vecinales que a diario se registran

I. T.

La presencia de excrementos de mascotas por las calles y parques de la ciudad centran muchas de las quejas vecinales que a diario se registran en las oficinas municipales del Ayuntamiento de Linares, así como en las redes sociales sobre temas de la ciudad. El incremento de las sanciones a los propietarios de perros, principalmente, que no recogen de la vía pública las defecaciones de sus animales crecen considerablemente cada año y, sin embargo, ni las multas ni las campañas consiguen acabar con el problema.

Según explica la Policía Local, los agentes municipales realizaron hasta 60 intervenciones relacionadas con la tenencia de animales que, en cerca de medio centenar de casos, se correspondieron con faltas por no recoger los excrementos del acerado o parques públicos. En este caso, según explican desde las dependencias policiales, las sanciones varían desde los 100 euros hasta los 900 euros en aquellos casos más graves, donde además de las conductas reincidentes, se incluyen sanciones por mordeduras o falta de medidas de seguridad para con la mascota.

Ni las multas, no las numerosas campañas de concienciación ciudadana por mantener la limpieza de los espacios públicos de la ciudad, han conseguido erradicar un problema para el que la Policía Local pondrá en marcha en los próximos días un dispositivo de paisanos con el objetivo de poner fin a la conducta 'olvidadiza' de quienes dejan en la vía pública los regalitos de sus mascotas.

De momento, y a la espera de la campaña de control específica prevista por la Concejalía de Seguridad Ciudadana, uno o varios linarenses han iniciado su propia batalla de manera anónima en estos días. Así, desde el pasado martes son varias las fotografías que circulan a través de las redes sociales donde se recogen algunos de los mensajes dirigidos a los dueños de las mascotas cuyas defecaciones decoran las calles de la ciudad. Palillo de dientes en mano y un 'post-it' fluorescente que permita percibir el 'regalillo' a distancia, estos vecinos denuncian la conducta incívica de quienes no recogen los excrementos que sus mascotas depositan en las calles.