La 'Vuelta al cole': un nuevo curso de cambios

Niños en el primer día de colegio leyendo un libro durante el transcurso de la clase. :: fermín rodríguez/
Niños en el primer día de colegio leyendo un libro durante el transcurso de la clase. :: fermín rodríguez

Cerca de 130.000 niños jienenses desempolvan sus mochilas para volver a la rutina. Más docentes, menos alumnos y seis nuevos centros en educación infantil de 0 a 3 años, pero los nervios e ilusión de siempre.

Laura Velasco
LAURA VELASCOJaén

Cerca de 130.000 niños jienenses ultiman sus ultimas horas de vacaciones, ante el comienzo mañana del nuevo curso escolar. Mochilas preparadas, olor a libro y emociones encontradas: la tristeza de dejar atrás el verano, pero a la vez la ilusión del reencuentro con los compañeros. Mañana empiezan las clases en las enseñanzas de segundo ciclo de Educación Infantil y los seis cursos de Educación Primaria para 54.956 niños. Este alumnado se suma al de primer ciclo de Infantil, de 0 a 3 años, que ya comenzó el día 3. El próximo lunes, 17 de septiembre, se incorporará el alumnado de Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional, Educación Permanente y el resto de enseñanzas de régimen especial (idiomas y artes), a excepción del alumnado de Enseñanzas Artísticas Superiores, que lo hará el día 20.

Así, un total de 129.425 alumnos estudiarán en los 604 centros de la provincia y serán atendidos por una plantilla de 10.143 docentes, 260 más que el curso pasado. Las plazas de profesorado de Enseñanza Secundaria aumentan en 2.764, a las que se suman otras 500 de nueva creación en Primaria. Mientras que el número de docentes aumenta, la cifra de alumnos se reduce: en el curso 2017-2018 fueron 131.459 los estudiantes de enseñanzas no universitarias, un 1,55% más que este año. Sería el tercer curso consecutivo en el que desciende el número de alumnos: del curso 2016/2017 al de 2017/2018 la cifra de estudiantes ya había descendido en 3.331 personas.

De un curso a otro se producen cambios de diversa índole, que se intensifican si echamos la vista atrás. Bastante diferente era el comienzo del curso 2008/2009, justo hace una década. En aquella época eran unos cuantos estudiantes menos los que se incorporaban a las clases: 107.791 jienenses frente a los 129.425 de ahora.

Además de las habituales mejoras realizadas en verano en distintos centros escolares, aquel año destacaba la inauguración de un nuevo instituto de Huelma, el IES Sierra Mágina, con una inversión de 4,5 millones de euros. En el curso que comienza mañana, en educación infantil de 0 a 3 años la provincia contará con seis nuevos centros (cuatro en Jaén capital y dos en Úbeda).

Crecen también las enseñanzas de régimen especial, con la autorización de nuevas especialidades instrumentales en los conservatorios elementales de música 'Maestro Paterna' de Cazorla y 'Reina Sofía' de Bailén y de la especialidad de guitarra en el Conservatorio Superior de Música 'Andrés de Vandelvira' de Jaén.

Gratuidad de los libros

Aunque ahora los alumnos y sus familias lo tienen interiorizado, hace unos años uno de los grandes quebraderos de cabeza era el alto precio a pagar por los libros de texto. En aquel curso 2008/2009 destacó la extensión de la gratuidad de libros de texto a todos los alumnos de la ESO, que afectó a un total de 81.000 alumnos jienenses de entre seis y dieciséis años. En 2006 fue la primera vez que se puso en marcha este sistema, conocido como cheque libro, por el que la Administración andaluza financia los libros a los alumnos.

En este sentido, las familias jienenses se beneficiarán este curso de un ahorro medio de en torno a 200 euros por alumno/a. Este año se renovarán de forma completa los libros de 1º y 2º de Educación Primaria y de 1º y 2º de Formación Profesional Básica y Educación Especial. Como novedad destacable, el próximo curso se incrementará la dotación para el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.

En cuanto al desembolso económico de la 'vuelta al cole', más de la mitad de las familias españolas ahorran para poder afrontar los gastos del inicio del curso escolar. Los gastos, según datos de diversos estudios consultados por Europa Press, se sitúan en una media de unos 300 euros por hijo, aunque la organización de consumidores OCU eleva el coste medio por alumno hasta los 500 euros.

Consejos de comportamiento

El servicio de Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta, ofreció ayer una serie de consejos y pautas de comportamiento a los padres y alumnos que inician la 'vuelta al cole' para conseguir que el comienzo del curso escolar se realice de forma segura y sin incidencias relevantes, sobre todo extremando las medidas de autoprotección y de respeto a las normas de seguridad vial.

El 112 recordó la necesidad de proteger a los más pequeños en sus desplazamientos al ir o volver del colegio, evitando de este modo riesgos innecesarios. Ya sea como peatón, en coche, en bici, transporte público o autobús escolar, el centro de coordinación de emergencias resaltó la importancia de respetar las zonas de paso y aparcamiento, los accesos y los semáforos para velar por la seguridad de los niños en todo el recorrido.

El respeto a las normas de seguridad vial básicas, enfatizó el número único de coordinación europeo, contribuye, además, a mejorar la educación vial de los alumnos a diario. Los niños «aprenden imitando, por lo que los adultos acompañantes, padres y abuelos, deben recordar siempre que son el ejemplo a seguir por los escolares».

Cuando el desplazamiento al centro educativo se hace en coche, el 112 recomienda la necesidad de evitar los aparcamientos en doble fila y las paradas en lugares no habilitados porque pueden ocasionar situaciones de peligro para el resto de conductores y peatones.

El aparcamiento incorrecto afecta al tráfico al poder verse afectado por el bloqueo de varios carriles, y también se aumenta el riesgo de los pequeños que acceden al colegio, al tener que sortear los vehículos mal estacionados. Por su tamaño y envergadura, se incrementa el peligro de que sufran un incidente con un vehículo que esté maniobrando y no se percate de su presencia.

En este sentido, cabe destacar que las vías del tranvía son un punto de parada habitual para los que acuden a llevar o recoger a sus hijos, formándose largas colas de coches. Tendrán que buscar una alternativa para estacionar cuando se ponga en marcha la infraestructura próximamente, según lo previsto.

Todos los niños, asimismo, deben utilizar sillas de retención infantil homologadas en las plazas traseras y adecuadas a la edad y peso del menor. Por corto que sea el recorrido, o conocido, siempre deben viajar en su asiento especial con los cinturones de seguridad y los anclajes colocados de forma correcta.

Los menores que midan menos de 1,35 metros deben viajar siempre atrás y solo se podrán emplear el asiento delantero aquellos que hayan superado los 18 años o los 135 centímetros de altura, o bien cuando todos los asientos traseros estén ocupados para sillas de niños, siempre y cuando se instalen de forma homologada y adecuada a la altura y peso del menor.

Educación vial como peatones

En los desplazamientos a pie es importante que los niños vayan acompañados de un adulto y que se aproveche el trayecto para instruirles en los normas básicas de educación vial, como cruzar la calle por los pasos de peatones o con el semáforo en verde y recordando la técnica de mirar antes de cruzar: primero a la izquierda, luego a la derecha y de nuevo a la izquierda, asegurándonos de que no viene ningún coche.

El mayor factor de riesgo en el desplazamiento en autobús escolar se produce al subir o bajar del autocar, por lo que hay extremar la precaución en el respeto de la zona de parada y enseñar al pequeño a subir y bajar de forma ordenada, sin empujones para no provocar situaciones de riesgo con otros vehículos cercanos.

Igualmente, bajo el lema 'los niños de hoy salvarán vidas mañana', el servicio 112 con el comienzo del curso escolar retomará también sus actividades de puertas abiertas para acercar a los más pequeños a aprender a actuar en situaciones de emergencia.

Desde el centro de coordinación señalaron que no hay una edad sino contenidos y lenguaje adecuado para enseñar a los más pequeños a utilizar el 112. El año pasado hasta 1.800 escolares de Infantil, Primaria y Bachillerato visitaron la sede regional para conocer de primera mano qué es una situación de emergencia, como trabaja el 112 y qué puede hacer cada persona para ayudar a salvar vidas.

Fotos

Vídeos