Más uniones en el sector oleícola al calor de la fusión de Jaencoop y Olivar de Segura

Higinio Castellano con Cristóbal Gallego, Ángel Rodríguez y Jaime Martínez ayer./IDEAL
Higinio Castellano con Cristóbal Gallego, Ángel Rodríguez y Jaime Martínez ayer. / IDEAL

Cooperativas Agro-alimentarias anima a acelerar los procesos de integración en el sector oleícola de la provincia, algo «imparable»

M. Á. C.JAÉN

Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén anima al sector oleícola de la provincia a acelerar los procesos de integración poniendo como ejemplo la reciente unión de los grupos jienenses Jaencoop y Olivar de Segura, con la que se ha constituido una entidad formada por 28 cooperativas de base y 26.000 socios agricultores.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén, Higinio Castellano, destacó ayer «la valentía y el arrojo» con el que los consejos rectores de ambas cooperativas de segundo grado «han mirado hacia el futuro para sumar fuerzas y emprender nuevos proyectos». En este punto, señaló que «la integración puede tener incluso un efecto locomotora para que otras cooperativas se sumen al nuevo grupo, el segundo en producción y comercialización en el mundo».

La tendencia a unir fuerzas entre cooperativas es «imparable» en estos momentos, señaló Castellano, que tanto en la concentración en grandes grupos como, a menor escala, en la fusión de cooperativas locales.

«Todavía hay pueblos con dos y tres cooperativas, cuando unidas serían más eficientes y competitivas»

En este último sentido, Castellano citó los ejemplos recientes de fusiones de San Juan y Virgen de la Capilla de Jaén, y el de El Santo Cristo de Burgos y La Unión de Cabra del Santo Cristo, así como el acuerdo intercooperativo de Nuestro Padre Jesús del Llano, de Baños de la Encina, y San Eulogio, de Carboneros.

Tarde o temprano

Antes de estas fusiones, durante los últimos años, hubo otras como las de las orujeras de segundo grado de Mancha Real y El Tejar, en Arroyo del Ojanco y Camporredondo, en Bailén, en Úbeda y Sabiote, en Villanueva de la Reina y en Valdepeñas de Jaén, apoyadas desde la federación de cooperativas.

Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén animó al mundo cooperativo a continuar en esta línea y ofreció a su vez apoyo y asesoramiento técnico. «Hay mucho trabajo por hacer en el sector, pues hay pueblos donde todavía se encuentran dos y tres cooperativas dedicadas a un mismo sector, cuando mediante la unión podrían ser más eficientes y competitivas, optando a proyectos de mayor envergadura», añadió.

Por otro lado, Castellano insistió en que la integración en grupos con cada vez más capacidad de producción y comercialización es «el camino para competir en un mercado globalizado como el del aceite de oliva».