Los «tres retos» del ministro en la apertura de puertas de Expoliva

Los «tres retos» del ministro en la apertura de puertas de Expoliva

Planas defendió un sistema de autorregulación del sector, para que este pueda controlar la oferta de aceite en el mercado y la Interprofesional pueda decidir si se retira del mismo alguna categoría

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZJaén

Expoliva, la Feria Internacional del Aceite, y el encuentro más importante del sector a nivel mundial, acaba de abrir de par en par las puertas de su decimonovena edición con la intención de superar las cifras de su anterior convocatoria, en la que más de 50.000 profesionales visitaron la feria. Y todo apunta a que lo conseguirán, si se tiene en cuenta la cantidad de público en Ferias Jaén está mañana, y los ya tradicionales problemas de tráfico y aparcamiento en el entorno del recinto de ferias y exposiciones.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, acompañado por el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel. Moreno Bonilla, la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, y el alcalde de Jaén, Javier Márquez, han sido las autoridades encargadas de cortar la cinta inaugural de la Feria. Mientras lo hacían, representantes de las organizaciones agrarias COAG Jaén y UPA, han llevado a cabo una protesta, con una pancarta en la que aseguraban que «el olivar tradicional está en peligro» y han lanzado octavillas reclamando que «las administraciones consideren esta bajada de precios injustificada como una cuestión de Estado, que está arruinando a nuestros pueblos para que tres empresas se estén embolsando más de tres millones de euros diarios»

Precisamente sobre la situación del sector se ha pronunciado el ministro minutos antes de la inauguración oficial y se ha mostrado «muy optimista» sobre el futuro del mismo. Aunque eso sí, ha hecho hincapié en tres grandes retos que debe de afrontar.

El primero, el de la calidad y trazabilidad. «No nos podemos permitir errores y tenemos que saber que aquello que vendemos es exactamente lo que ponemos en la etiqueta. Vamos a poner el acento en el futuro más próximo en este sentido, desde el Gobierno de España», dijo. Segundo, la comercialización. «Tenemos que abrir nuevos mercados y estamos en ello», aseguró. Y el tercero, la organización, es decir, «la regulación de las organizaciones de productores que pensamos llevar a cabo en los próximos meses, a través de un decreto, para establecer los puntos de regulación de la oferta, que pueda ser planteada por el propio sector, y que al igual que en el vino, la Interprofesional pueda sugerir retirar del mercado una determinada categoría de cara a beneficiar al sector», aseguró y aclaró que esto no tiene nada que ver con la opción de almacenamiento privado, sino una autorregulación del sector,que consideró puede ser bien aceptada por los países y los mecanismos comunitarios.

«Esta bien que seamos líderes mundiales, pero el liderazgo no se proclama, se ejerce, con esas tres cuestiones», defendió Planas.