El tranvía de Jaén tendrá que 'circular' antes por la Consejería de Hacienda

El consejero de Fomento, en el centro, con el rector de la UJA y los presidentes de los CES, con la imagen del tranvía al fondo./José M. Liébana
El consejero de Fomento, en el centro, con el rector de la UJA y los presidentes de los CES, con la imagen del tranvía al fondo. / José M. Liébana

El consejero de Fomento se muestra dispuesto a hablar y clarificar si hay cobros indebidos, cuyo pago el Ayuntamiento plantea como exigencia

JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

Para guiar los tranvías no será suficiente el curso de conducción sino también el de encaje de bolillos. El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, mostró ayer la disposición de la Junta de Andalucía a «clarificar si existe deuda» de esta Administración con el Ayuntamiento de Jaén por posibles cobros indebidos relacionados con el tranvía (sobre todo con el pago de los vagones) y añadió, también a preguntas de la prensa, que «después del verano (de 2018) puede estar perfectamente en explotación», si bien dejó claro que la decisión en última instancia será municipal.

Con los CES

Fue minutos antes de participar en un encuentro con los Consejo Económico y Social (CES) de la capital y la provincia para presentarles la última propuesta sobre financiación de los gastos del déficit de explotación para intentar arrancar el tranvía tras «seis años de desencuentro», dijo. Una propuesta que contempla una previsión de viajeros «razonable y sensata» de un millón y medio al año, una frecuencia de paso de diez minutos por las paradas en hora punta y un coste medio de billete de 0,82 euros, que supondrá un déficit de explotación de entre 1,3 y 1,8 millones al año.

El déficit sería asumido en un 40% por la Junta, otro 40% por el Ayuntamiento y el 20% restante por la Diputación a través de patrocinio del tranvía con la marca ‘Jaén, paraíso interior’. «No pretendemos sustituir, lógicamente al Ayuntamiento, que es el que tiene la última palabra», repitió.

López cree «posible» que el tranvía eche a andar el año que viene. Para ello, hay que tener el resultado de la auditoría técnica (chequeo) que se está llevando a cabo sobre el estado actual de la infraestructura, que «va a tardar poco en concluirse» y recogerá «exactamente qué inversión requeriría para ponerla a punto». El Ayuntamiento indicó hace poco que la primera impresión es que la infraestructura no está muy dañada.

«A partir de ahí, habría que hacer esa inversión e iniciar un proceso también de adaptación de la ciudad al nuevo medio de transporte», comentó ante «los hábitos a los que inevitablemente el desuso ha conducido», como aparcamiento, de manera que «hay que hacer el proceso inverso y que el tren recupere su infraestructura», lo que exigirá un tiempo para realizar pruebas.

Al respecto, indicó que en la presentación de la propuesta al alcalde, Javier Márquez, hecha por él mismo y el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, «tuvo una buena acogida» y después ha habido reuniones de carácter técnico con ambiente de trabajo «cordial» y «positivo».

En cuanto a la deuda que, según el Ayuntamiento, la Junta mantiene con la Administración local por cobros indebidos relacionados con la financiación de los vagones, podría oscilar entre cuatro y seis millones de euros, según indicó el regidor el pasado 27 de noviembre, al hilo del informe del Tribunal de Cuentas.

Al respecto, el consejero dijo ayer que «habrá que aclarar si, efectivamente, se ha cobrado dinero de más o no», pues recordó que «la Junta lo que hizo fue subrogarse en las obligaciones del Ayuntamiento» sobre la compra de los trenes (actuó de financiera), ya que «tenía dificultades y no podía amortizar las cuotas en los plazos establecidos».

Por ello, «a través de la Patrica (dinero que transfiere la Junta a los ayuntamientos de los impuestos que recauda) se le estaba reteniendo», si bien «no en la cantidad que fuese necesaria para amortizarlos con rapidez, sino en una cantidad que fuese equilibrada para amortizar la deuda y no asfixiar en el Ayuntamiento en exceso». Aunque este ritmo cree que habrá generado unos intereses de demora, comentó el titular de Fomento y Vivienda, pero dijo que eso tendrá que dilucidarlo la Consejería de Hacienda. En cualquier caso, añadió que «la disposición del Gobierno de Andalucía es total para sentarse con el alcalde» para «clarificar, primero, si tal deuda existe, y buscar el punto de razonable entendimiento». «No va a haber ninguna dificultad. Pero el primer interrogante es si la deuda existe», concluyó.

Gobierno municipal

Apenas unos minutos después respondía el gobierno municipal, dejaron claro que «cualquier conversación sobre el tranvía pasa porque la Junta de Andalucía salde la deuda con el sistema tranviario y que no le sea gravoso para los jienenses», afirmó su portavoz, la concejala Reyes Chamorro. «Nos parece fenomenal que el consejero venga a hablar del tranvía, pero aún estamos esperando a que la Consejería de Hacienda se quiera reunir con el alcalde para llegar a un acuerdo», añadió.

El Ayuntamiento quiere que ese dinero sirva de aportación municipal a la estación intermodal, la pista de atletismo reglamentaria o la puesta en valor arqueológico de Marroquíes Bajos y Puente Tablas.