La tensión entre Ayuntamiento y Onda Jaén crece tras la presentación del ERTE

Empleada de Onda Jaén informando estos días a través de las redes sociales./
Empleada de Onda Jaén informando estos días a través de las redes sociales.

Los trabajadores afirman que ya no tienen el control de las redes sociales, pero el Consistorio niega que se les haya prohibido el acceso y afirma que todos tienen las claves

Laura Velasco
LAURA VELASCO

La tensa relación que desde hace unas semanas afecta al equipo de Gobierno y a Onda Jaén, lejos de desaparecer, parece intensificarse conforme pasan los días. Ayer, los trabajadores del ente público cuyas instalaciones sufrieron un importante incendio el pasado seis de agosto, movieron ficha. Reunidos en una sala, más de 20 empleados se grabaron en vídeo, donde dieron, según aseguraron, la noticia que no les hubiera gustado dar. «Sabéis que estamos intentando informaros a través de nuestros canales de Twitter, Facebook e Instagram, los medios que tenemos a nuestra disposición, que a partir de hoy dejan de estar bajo el control de los trabajadores de Onda Jaén, ya que el Ayuntamiento a través de un escrito nos ha impedido tener acceso a las claves. Queremos despedirnos con un mensaje de agradecimiento a todos aquellos que habéis estado apoyando esta causa, y reiteramos que vamos a seguir en la lucha. No al cierre de Onda Jaén. Defiende tu televisión», comentó Daniel Illana, uno de los trabajadores, arropado por sus compañeros.

El vídeo fue colgado en redes sociales, con gran repercusión, al igual que el resto de publicaciones realizados por los empleados. Sin embargo, el Ayuntamiento aseguró que la información proporcionada no es cierta, desmintiendo «taxativamente el cierre de las redes sociales de la radiotelevisión o la limitación de acceso a las mismas por parte de los trabajadores». «Muy al contrario, las cuentas siguen con los empleados como administradores y editores de las mismas», indicó.

Desde el Consistorio señalaron que las redes corporativas municipales, «como ocurre con las de cualquier otra organización», cuentan con un administrador general que también forma parte de las de este medio de comunicación, «simplemente a efectos de estilo y de buen funcionamiento de estas». Así las cosas, rechazó cualquier tergiversación interesada en este sentido. «Ni se cierran ni se ha prohibido el acceso a los empleados, por lo que no se explica el mensaje transmitido precisamente en estas mismas redes, más allá de que se busque con ello generar confusión en torno a un tema tan delicado como la libertad de expresión», añadieron.

«Reiteramos que vamos a seguir en la lucha. No al cierre de Onda Jaén. Defiende tu televisión» «Ni se cierran ni se ha prohibido el acceso a los empleados, no se explica el mensaje»

De este modo, reiteraron que cualquier información en contrario es una «tergiversación interesada de algo que ni se ha dicho ni se ha hecho, que sería además impropia de quienes se dedican a informar y comunicar y que refrenda un modelo caduco de tratar la información propio de otros mandatos que este equipo de Gobierno no comparte». Por ello, el Ayuntamiento confía en que cuanto antes se aclare esta situación y apeló para ello a la profesionalidad de la plantilla, «puesto que faltar a la verdad nunca ha de ser el camino para legitimar una reivindicación».

41 de los 44 trabajadores

El Ayuntamiento de Jaén presentó el pasado miércoles ante la Delegación de Empleo de la Junta de Andalucía el Expediente de Regulación de Empleo (ERTE) para los empleados de Onda Jaén, tras el incendio que destrozó gran parte de sus instalaciones el pasado seis de agosto. Esta medida, de llevarse a cabo, afectaría a 41 de los 44 trabajadores de la plantilla del medio de comunicación público.

El Ayuntamiento justificó su decisión argumentando que «por ser la menos gravosa para los intereses de los trabajadores que perdieron su centro de trabajo, habida cuenta de las dificultades que planteaban otras opciones y más en un corto espacio de tiempo. Es el caso de la reanudación de la actividad en instalaciones privadas o en las propias de la radiotelevisión, ya que en este último caso el edificio se encuentra en el marco de una investigación judicial hasta que se determinen las causas que rodean el incendio, que se consideró por parte de la Policía Científica como provocado».

La reacción de los trabajadores de la televisión municipal no se hizo esperar. «Lamentamos que no se hayan tenido en cuenta las múltiples alternativas que la plantilla le ha presentado al concejal de Personal, Carlos Alberca (...) y finalmente se haya optado por el ERTE. Y es que esas alternativas hubieran permitido tanto el funcionamiento del servicio de manera inminente utilizando otras dependencias municipales, como el mantenimiento de los puestos de trabajo», rezó el comunicado.