Susana Díaz insinúa el adelanto de las generales al afirmar que Pedro Sánchez «las ganará bien»

Susana Díaz, abrazada a Ángeles Férriz y Julio Millán, en presencia de Francisco Reyes, en el acto de ayer en Jaén. /JOSÉ MANUEL PEDROSA (EFE)
Susana Díaz, abrazada a Ángeles Férriz y Julio Millán, en presencia de Francisco Reyes, en el acto de ayer en Jaén. / JOSÉ MANUEL PEDROSA (EFE)

La candidata socialista promete una rebaja fiscal para agricultores de menos de 40 años y mujeres en una intensa jornada en Jaén

MARÍA DOLORES TORTOSAJAÉN

Susana Díaz ha pasado el ecuador de la campaña electoral en la provincia de Jaén en una intensa y maratoniana jornada con media docena de actos repartidos por Úbeda, Baeza y barrios de la capital. En un mitin en la tarde, la candidata socialista y presidenta de la Junta hizo resumen de sus propuestas e insistió en prevenir a los votantes contra el «pacto de perdedores» de la derecha, en alusión a PP y Cs, para bloquear Andalucía si ella gana sin mayoría absoluta. También volvió a censurar que sus líderes nacionales, como el del PP, Pablo Casado, siga considerando las andaluzas como una primera vuelta de las generales. Pese a esta crítica, Díaz introdujo una novedad en su discurso que de alguna forma alimenta el adelanto de las elecciones generales en la misma tarde en la que Pablo Iglesias da por rota la alianza de la moción de censura que convirtió a Pedro Sánchez en presidente. Y lo hizo con una frase a la que se le puede sacar punta de varias maneras. «Estas son las elecciones andaluzas, no las generales, y las vamos a ganar. Ya llegarán las elecciones generales y cuando lleguen las ganará bien Pedro Sánchez para evitar que nadie frene a España», dijo del presidente del Gobierno cuatro días antes del mitin en Marbella en el que volverán a coincidir.

La frase recuerda a la que pronunció Pedro Sánchez en la campaña de las autonómicas en 2015 en Vícar (Almería), cuando instó a Díaz a forjar una alianza para gobiernos socialistas en San Telmo y la Moncloa, lo que se tradujo con un 'Susana, tú a San Telmo y yo a Moncloa', que tanto disgustó a la andaluza. Al asegurar que Sánchez ganará bien las generales, responde a aquel reto que le lanzó entonces su secretario general, entierra para siempre el hacha de las primarias socialistas y replica a los que sacan en la campaña su derrota en ellas para erosionarla, como el líder de Cs, Juan Marín.

Díaz aludió al comienzo de su intervención a la protesta de taxistas que saboteó su mitin en San Juan de Aznalfarache la tarde del miércoles. «A los socialistas nunca nos han callado y nunca nos van a callar», dijo sobre el incidente que ha marcado también un antes y un después en la campaña. Díaz agradeció ayer la condena de lo ocurrido del candidato del PP, Juanma Moreno antes de conocer que también Juan Marín mostró su repulsa por una acción que impida la libertad de expresión. Aunque Díaz no hizo alusión, en el PSOE ha sentado mal que Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo eludieran, cuando se les preguntó, condenar la acción de los taxistas.

La provincia de Jaén aporta once diputados al Parlamento, de los que seis son esta legislatura del PSOE, cuatro del PP y uno de Podemos. La capital está gobernada por un alcalde del PP. En el mitin habló el candidato a la Alcaldía, Julio Millán, la secretaria provincial del PSOE, la número uno de la lista al Parlamento, Ángeles Férriz, y el secretario provincial y presidente de la Diputación, Francisco Reyes. En su intervención Díaz dedicó elogios a dos socialistas históricos de Jaén, Micaela Navarro y Felipe López, actual consejero de Fomento.

En el capítulo de compromisos electorales, Díaz anunció en Úbeda, en un encuentro con representantes de organizaciones agrarias, una bonificación fiscal de competencia autonómica a los agricultores menores de 40 años para «evitar la despoblación en las zonas rurales» de la comunidad, algo que ya está ocurriendo en otros territorios.

El anuncio forma parte del paquete de medidas del plan estratégico andaluz contra la despoblación del ámbito rural que el PSOE andaluz lleva en su programa electoral. Díaz avanzó que si gobierna llevará al Parlamento una ley sobre el mundo rural que aborde la despoblación, al tiempo que se compromete a retomar la ley de Agricultura que su ejecutivo envió al Parlamento, pero que decayó al convocarse las elecciones.

También anunció un programa específico de apoyo a la incorporación de las mujeres en el ámbito agrario, mejorando las condiciones fiscales en las explotaciones con titularidad compartida, entre otras medidas. Este compromiso responde a una reivindicación vieja para dar visibilidad real y derechos a las mujeres que trabajan en las explotaciones agrícolas, pero son sus maridos los que figuran como titulares. La propuesta socialista incluye programas de formación y de conciliación familiar en el medio rural.

La candidata pidió el voto de forma expresa a los jóvenes, a los que recordó que en la papeleta del PSOE están las bonificaciones ya en marcha de las matrículas y otras para la nueva legislatura de los transportes públicos para los universitarios; además, recalcó, de los planes de empleo también para jóvenes.