Seiscientos ojos buscan furtivos

Un agente observa en lo alto de un puente desde su moto./IDEAL
Un agente observa en lo alto de un puente desde su moto. / IDEAL

Comienza hoy el dispositivo contra el furtivismo en la provincia de Jaén con 337 guardias civiles destinados a tal fin

R. I.JAÉN

Un total de 337 guardias civiles conforman desde este miércoles y hasta el 31 de marzo el operativo para la para la erradicación de actividades del furtivismo, en la provincia de Jaén, y en especial en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, Despeñaperros, Sierra de Andújar y Sierra Mágina.

Todos los efectivos empleados provienen de la diferentes unidades ubicadas en los parques naturales de la provincia, así como los destinados en los 33 acuartelamientos mas próximos a estos espacios protegidos. Además, completarán el operativo 81 vehículos (78 vehículos todo terreno y turismos, dos vehículos camuflados, una furgoneta monovolumen), 32 motocicletas, una embarcación, un helicóptero, dos cámaras térmicas, dos visores nocturnos y equipos de grabación óptica y digital.

También, según se ha informado desde la Guardia Civil, se establecerán contactos con las comandancias limítrofes con la provincia de Jaén como son las de Córdoba, Ciudad Real, Albacete y Granada. El objetivo del contacto es mejorar el intercambio de información y realizar servicios conjuntos.

Dichos servicios van desde el establecimiento de puntos de identificación, controles en las diversas zonas, y cierres de zona con personal del Seprona, Unidades de Seguridad Ciudadana y Usecic, todos ellos apoyados de medios técnicos como visores nocturnos y cámaras térmicas.

Buscando jaulas y trampas

Asimismo, se establecerán contactos con los guardas de campo, en los que se les instará a utilizar la plataforma AlertCops para notificar cualquier irregularidad que pudieran apreciar, así como los protocolos de actuación. Un año más se seguirá trabajando con la Unidad Adscrita del Cuerpo Nacional de Policía y con los agentes deMedio Ambiente.

El dispositivo de la Guardia Civil contra el furtivismo puesto en marcha desde el 22 de septiembre de 2017 y hasta el 3 de abril, se cerró con más de 770 actuaciones por parte de la Guardia Civil y entre las que se encuentran 71 verificaciones de actividades cinegéticas y 369 puntos de control. El resultado global, según se ha informado desde la Guardia Civil, ha sido el de siete personas investigadas, entre ellos uno detenido, como presuntos autores de delitos contra la fauna y flora, relacionados principalmente con caza, daños, robo y tenencia ilícita de armas.

Además, se pudieron retirar del campo, jaulas trampas, cepos y otros medios de caza indiscriminada. Además, se han formulado 36 denuncias por infracciones administrativas, la mayoría, relacionadas con sanidad animal, flora, fauna, sanidad y animales de compañía.

 

Fotos

Vídeos