Rescatan a 400 barbos del Guadalbullón

Agentes de Medio Ambiente devuelven los peces al río en Puente Pinilla./
Agentes de Medio Ambiente devuelven los peces al río en Puente Pinilla.

Siete agentes de Medio Ambiente los cogieron entre el jueves y el viernes del tramo del Puente Tablas y los soltaron de nuevo en Puente Pinilla

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZ

Desde la tarde del domingo, el Guadalbullón vuelve a tener caudal a su paso por el Puente Tablas. Una riada llegó unas horas después de las primeras tormentas y transformó un paisaje que era desolador, el de los peces asfixiándose y muriendo por la falta de agua. La lluvia cayó como agua bendita, pero antes que ella llegaron los agentes de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que entre el jueves y el viernes estuvieron trabajando para rescatar a todos los barbos que quedaban vivos porque habían conseguido mantenerse en los charcos. En total, entre los dos días recogieron 400 ejemplares, que fueron devueltos al río un poco más abajo, donde había mayor caudal. Concretamente en el Puente Pinilla, a la altura de La Cerradura, según explicó ayer el delegado de Medio Ambiente, Juan Eugenio Ortega.

A pesar de la llegada de la lluvia, el delegado se mostró tajante. «De no haberlos rescatado, no habrían llegado al domingo con vida», aseguró. No ha sido una tarea fácil. El jueves se desplazaron hasta la zona siete agentes de Medio Ambiente con equipos preparados para la pesca eléctrica, que es la mejor forma de capturar a esta especie. Se trata de una técnica que lo que hace es dar pequeñas corrientes eléctricas al agua que deja a los barbos un tanto aturdidos y así se los puede coger en las redes. De ahí se les pasa a cestas con agua, donde fueron trasladados hasta la zona en la que fueron devueltos al río.

Aún así el jueves solo consiguieron pescar cinco barbos. Los agentes se dieron cuenta de que necesitaban un equipo de mayor capacidad. Por eso el viernes volvieron con un aparato de mayor potencia y ese día fue cuando rescataron en torno a 400 ejemplares.

El delegado recordó que era competencia de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) retirar los barbos muertos de la zona, pero los agentes de Medio Ambiente se encontraron esos días con que seguían allí y que las grullas se los estaban comienzo. También compete a la CHG garantizar un caudal mínimo ecológico en el Guadalbullón.

Avisos desde abril

Precisamente ayer Ecologistas en Acción Jaén lamentó la «dejadez» de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) con la situación del río Guadalbullón, al tiempo que felicitó a la Junta de Andalucía por el trabajo que habían hecho.

Los ecologistas denunciaron «la mala gestión que en cierta manera se está haciendo» en ríos y arroyos expresando varias veces al organismo de cuenca su preocupación.

En concreto, explicaron que el pasado mes de abril comunicó su inquietud a través de un escrito en el que se advertía al responsable de organismo de cuenca en Jaén de la inexistencia de agua en algunos tramos del Guadalbullón, «presumiblemente por el excesivo consumo de agua de las comunidades de regantes para el riego de olivar, llenado de balsas de riego y el desvío a las acequias del riego propio de huertas de las vegas».

«Esta sobreexplotación sin control motiva la pérdida de agua en el río, llegando a perder el caudal mínimo ecológico que, sin lugar a dudas, es el que salvaguarda la vida de la fauna y la vegetación de nuestros ríos y arroyos cuando la sequía es tan pertinaz como está siendo este año», afirmaron.

Sin embargo, la Administración competente «hizo caso omiso de la denuncia», de manera que ha ocurrido lo esperado».