Queda en libertad con cargos en Jaén el acusado de agredir a una mujer en su portal

Queda en libertad con cargos en Jaén el acusado de agredir a una mujer en su portal

La jueza ha impuesto también una orden de alejamiento de 50 metros sobre la víctima y el domicilio de la misma

IDEAL

La titular del Juzgado de instrucción número 4 de Jaén ha decretado libertad con cargos para el hombre de 42 años acusado de agredir sexualmente a una mujer de 43 en su propio portal cuando la víctima accedía a su domicilio, en Jaén capital.

La jueza, que le ha imputado un delito de agresión sexual, ha impuesto también una orden de alejamiento de 50 metros sobre la víctima y el domicilio de la misma, tal y como se informó a Europa Press desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

La Policía Nacional detuvo al presunto agresor del intento de agresión a una mujer, a la que supuestamente había seguido desde que subió a un taxi para dirigirse a su domicilio. Una vez allí, se ofreció para ayudarla a entrar al portal del residencial y, tras la negativa de la víctima, la arrojó al suelo hiriéndola en el rostro e intentó bajarle los pantalones sin conseguirlo. Ante los gritos de auxilio, se dio a la fuga en su motocicleta.

La detención se produjo el pasado lunes por la noche y el arrestado, de 42 años, permaneció en dependencias policiales hasta que pasó a disposición judicial.

Los hechos ocurrieron sobre las 4,30 horas del pasado día 12 cuando la víctima había llegado a las inmediaciones de su domicilio a bordo de un taxi. Al apearse, fue abordada presuntamente por el arrestado que la venía siguiendo en una motocicleta, ofreciéndose para ayudarla a entrar en la finca.

En reiteradas ocasiones, la mujer negó la ayuda mientras el detenido insistía. Una vez en el interior del portal, el hombre la arrojó al suelo, golpeándose el rostro con la escalera y comenzando a sangrar por la nariz. Con total indefensión, presuntamente el arrestado intentó bajarle los pantalones sin llegar a conseguirlo por la resistencia activa de la mujer, que golpeó el pecho de su agresor mientras pedía auxilio. Al escuchar los gritos, el arrestado huyó rápidamente en su motocicleta.

Testigos

Dos jóvenes que se encontraban próximos al lugar presenciaron la llegada de la mujer, las maniobras del arrestado con la excusa de ayudarla, escucharon los gritos de auxilio y la huida del hombre, llamando rápidamente a la Sala Operativa del 091.

Desplazada hasta el lugar una patrulla de Seguridad Ciudadana, los agentes escucharon el relato de los jóvenes y posteriormente fueron a la vivienda de la mujer agredida.