La prórroga del presupuesto municipal está sujeta a una fuerte reducción del gasto

El Ayuntamiento de Jaén, en la plaza de Santa María, ayer. /LIÉBANA
El Ayuntamiento de Jaén, en la plaza de Santa María, ayer. / LIÉBANA

El Ministerio de Hacienda obliga de nuevo a no gastar 81 millones, pues duda de que se ingresen, y a reducir el gasto de funcionamiento un 5%

José M. Liébana
JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

El gobierno municipal de la capital jienense, del PP, anunció la semana pasada que renunciaba a aprobar unos nuevos presupuestos para este año y que, a estas alturas ya de 2018, prorrogaba las cuentas de 2017, con el fin de centrarse en unas nuevas para 2019, que espera aprobar antes de que empiece. Pero la prórroga no es gratis. Para su concesión, la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local, dependiente del Ministerio de Hacienda, emitió un informe, preceptivo y vinculante, recibido en Jaén el día 30 de julio, que condicionaba el visto bueno a la prórroga a que el Ayuntamiento cumpla los requisitos que ya estableció en 2017: declarar no disponibles 81 millones de euros de los presupuestos, pues se consideraban de muy difícil cobro (la posterior ejecución vino a darle la razón) y reducir los gastos de funcionamiento un 5%.

Así figura en el reciente informe que ha elaborado la Intervención municipal - al que ha tenido acceso IDEAL - , a raíz de una nueva modificación del plan de ajuste. Este se modifica porque el gobierno municipal solicitará, en el pleno extraordinario de hoy, otros 12 millones del Fondo de Ordenación, que son préstamos con el aval del Estado para aliviar los problemas de liquidez de los ayuntamientos en situación de riesgo. Dinero destinado a pagar las sentencias a las que ha sido condenado el Ayuntamiento por impago a proveedores, empresas concesionarias o incumplimientos del convenio colectivo de sus trabajadores.

El informe de la Intervención sobre la modificación del plan de ajuste vuelve a ser desfavorable, pues el aumento de los ingresos «no cuenta con valoraciones técnicas y/o jurídicas», lo mismo con la reducción de gastos, además de que no se incluyen los ajustes exigidos por el Ministerio de Hacienda para aprobar la prórroga de los presupuestos.

El Ayuntamiento de Jaén pudo sortear estos condicionantes en los presupuestos de 2017 porque el Ministerio, entonces dirigido por Cristóbal Montoro, le permitió al final que ese no disponer de 81 millones (por ingresos ficticios, dada la experiencia de década y media, pues su único fin era solo cuadrar las cuentas) se hiciera a lo largo del año. Lo que tampoco pudo hacerse, por el déficit estructural que tiene el Ayuntamiento. Ahora la duda es si el nuevo Gobierno exigirá su cumplimiento o no.

«Patada a la lata»

Por otro lado, el PSOE denunció ayer que el alcalde, Javier Márquez (PP), va a dejar «en herencia a los jienenses la intervención en diferido» del Ayuntamiento. Su portavoz, Manuel Fernández, tildó de «temerario» y de «gran irresponsabilidad» que la ciudad tenga que afrontar entre 2019 y 2022 la devolución de más de 110 millones de euros en intereses y préstamos a los bancos, «consecuencia de posponer el pago de los mismos de este mandato». Datos del plan de ajuste municipal que para el PSOE confirman que el PP «no está haciendo nada para resolver la situación de la ciudad y deja muy comprometidas las arcas municipales a quien gobierne el próximo mandato». «Son los efectos de la patada a la lata legendaria del PP», apostilló.

La portavoz del gobierno municipal, Reyes Chamorro (PP), instó al PSOE a no dar lecciones, cuando los socialistas «son los grandes responsables de la actual deuda, cercana a los 600 millones», dijo, y que el PP «no solo la ha frenado, sino que la ha rebajado». E instó al PSOE a pedir al Gobierno de Sánchez la quita de la deuda que pidió al de Rajoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos