La Plataforma por la Música en Directo afirma que sigue la «persecución»

Imagen de archivo./IDEAL
Imagen de archivo. / IDEAL

Denuncia una «caza de brujas» a los bares que protestaron y pide una reunión urgente para que se cumpla el reciente acuerdo municipal

JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

La letra y la música han cambiado poco tras la reciente decisión municipal de permitir pequeños conciertos en bares. Así lo denuncia la Plataforma por la Música en Directo en Jaén, que habla incluso de «caza de brujas» a los establecimientos que más alzaron la voz. «Músicos, hosteleros y el público amante de la música de Jaén se las prometían muy felices con la reciente votación por unanimidad de apoyo a la música en directo», señala la plataforma en un comunicado, cuyos integrantes se mostraban no obstante escépticos y vigilantes.

«No hemos tenido que esperar mucho -añaden- para ver cómo el celo y la persecución siguen en el orden del día del Ayuntamiento de Jaén y la Policía Local, que parecen no ser conscientes del cambio de política que se anunciaba tras la moción», aprobada por unanimidad de la corporación en el pleno municipal del pasado día 31 de mayo. «Hay bares -prosiguen- que en las dos últimas semanas han tenido hasta tres visitas de la Policía Local en diferentes eventos culturales», y la plataforma cree que esto es «una caza de brujas a bares que alzaron la voz y fueron motores de la reciente moción».

Por todo ello, la Plataforma por la Música en Directo solicita una reunión urgente para abordar este tema, «exige a la Policía Local y al Ayuntamiento de Jaén que acaben con el exceso de celo» y pide que esta reunión sea «una garantía» en la defensa de la moción de apoyo a la música en directo de Jaén, solicitando al resto de grupos políticos en la oposición que vele por el cumplimiento de la misma.

La clave es flexibilizar

La moción, presentada por Jaén en Común, decía que la música en directo en los locales de la ciudad sigue siendo una asignatura pendiente para la corporación municipal, pese a las reuniones mantenidas en los últimos años por la plataforma con distintos responsables municipales. En la misma se pedía la modificación del decreto andaluz y autorizaciones para que los locales puedan celebrar conciertos.

El objetivo es flexibilizar la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía, que limita la música en directo únicamente a discotecas y salas de fiesta. En el caso de pubs o bares con música amplificada, se les exige aislamiento acústico y una serie de condiciones técnicas para recibir la autorización. La moción aprobada hablaba de compaginar la actividad musical con el derecho al descanso.

En septiembre de 2016 la Junta presentó el borrador de un nuevo decreto para regular las actividades de ocio en espacios públicos y privados, que permitiría ofrecer música en directo con horario limitado en vías públicas y locales, respetando la seguridad y otras normativas paralelas. Desde entonces no se han dado nuevos pasos, de ahí que la moción pidiera flexibilidad al Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos