Piden cuatro años de cárcel para un dentista de Bailén por grabar en el vestuario a empleadas

Piden cuatro años de cárcel para un dentista de Bailén por grabar en el vestuario a empleadas
ANDREA BATTAGLIA | FOTOLIA

El acusado se declara inocente. Llegó a presentar denuncia en la Guardia Civil contra una de sus empleadas que, según dijo, le estaba coaccionando

J. E. P.JAÉN

Antonio Luis C.C., dentista en Bailén, se sienta mañana en el banquillo de los acusados del Penal 3 de Jaén acusado de delitos contra la intimidad de varias empleadas, a las que supuestamente grabó con una cámara escondida en una mochila que dejó colgada el baño y los vestuarios de la clínica que regentaba el acusado. El Fiscal le pide dos años de cárcel, y la acusación particular eleva sus peticiones a cuatro años.

El acusado se declara inocente. Llegó a presentar denuncia en la Guardia Civil contra una de sus empleadas que, según dijo, le estaba coaccionando. Se trata de la mujer que descubrió la cámara, por lo que también se le acusa al dentista de simulación de delito.

La acusación

Según el Fiscal, Antonio Luis C.C. colocó en febrero y marzo de 2014 un teléfono en el interior de una mochila, y la situó en el baño de los empleados «con la clara intención de grabar imágenes». Así consiguió captar a varias de sus empleadas mientras se cambiaban e iban al baño. Las cuatro mujeres, según dice el Fiscal apoyado en informes periciales, han sufrido trastornos de ansiedad o depresión cuando conocieron los hechos.

La acusación particular también relata en su escrito de acusación que no consta que los vídeos (hay al menos tres) se difundiesen por ningún medio, pero que el investigado pudo destruir varios dispositivos de almacenamiento de uso personal sin que haya sido posible comprobar si en los mismos había más grabaciones.

Fotos

Vídeos