Opositores reclaman más salas públicas de estudio para los fines de semana

Estudiantes y opositores esperan a las puertas del Museo Íbero de Jaén para estudiar en el Aula de Conocimiento. /M. T.
Estudiantes y opositores esperan a las puertas del Museo Íbero de Jaén para estudiar en el Aula de Conocimiento. / M. T.

El Aula de Conocimiento del Museo Íbero se ha convertido en un concurrido espacio esos días, y acuden antes de su apertura a coger sitio

Laura Velasco
LAURA VELASCO

A bastantes estudiantes les cuesta concentrarse en casa, y necesitan estar en una biblioteca para rendir con los libros. Los universitarios lo tienen más fácil, ya que en época de exámenes la Universidad de Jaén (UJA) se encarga de mantener sus recursos abiertos más tiempo, habilitando incluso salas 24 horas al día. Pero hay un sector que se siente 'desprotegido': el de los opositores. En su caso, el estudio no se ve limitado a dos grandes épocas del año, y todos los meses –dependiendo de la implicación de la persona- son decisivos. Por ello, hacen un llamamiento a que haya más bibliotecas abiertas los fines de semana, los días festivos y en verano.

Manuel Torres, de 20 años, oposita a Técnico de Hacienda, y lamenta que el único recurso con el que cuentan los sábados y los domingos es el Aula de conocimiento del Museo Íbero de Jaén. No es una sala de estudio como tal, pero acoge con amabilidad a los opositores los fines de semana. «Está abierta todo el día el sábado y los domingos hasta las 15:00, nos saca a muchos de apuros, porque si no no aprovecho nada esos días. Soy muy dependiente de las bibliotecas, en casa me cuesta concentrarme, y no hay nada abierto para nosotros», recalca el jienense.

El problema es que hay tantos jóvenes en su situación que no todos caben en la mencionada aula. «Abre a las 9:00 y hay días que a esa hora ya está llena. Yo me voy a las 8:30 y hay gente antes de que abra. Cuando no hay sitio se tienen que ir», lamenta. Así, reclama que la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento se coordinen para que los fines de semana, algunos festivos y en verano haya al menos una instalación disponible para el estudio. «En los últimos veranos muchos hemos estado yéndonos a Torredelcampo, donde la biblioteca tiene un horario más amplio. No puede pasar en una capital de provincia que cuenta con tantos opositores por las pocas oportunidades laborales que hay. Algunos han dicho que van a quejarse al Defensor del Pueblo», insiste Manuel Torres, que agradece también a las bibliotecas de Martos y Andújar su disponibilidad.

En el caso de la Biblioteca Provincial de Jaén, su director, Fernando González, resalta que no tienen pensado reclamar más horas de apertura los fines de semana, ya que el principal enfoque es el préstamo de libros, no acoger a estudiantes. «Nuestros usuarios vienen a por los libros durante la semana, no creo que aumentara la afluencia en ese sentido si abriésemos sábado y domingo», opina.