El obispo de Jaén anima a invertir todos los años en la Catedral para «que se mantenga en pie»