Nuevo derrumbe en el casco histórico y avalancha política

La calle Elvín, una vez asegurada la zona./LIÉBANA
La calle Elvín, una vez asegurada la zona. / LIÉBANA

Parte de una vivienda de la calle Elvín cayó a las cuatro de la mañana sin causar heridos, aunque los vecinos no pudieron salir hasta media mañana

JOSÉ M. LIÉBANA , MIGUEL ÁNGEL CONTRERAS y Jaén

«Ha sido una mañana complicada», comentaba un vecino a otro al sacar al perro y bajar la calle Elvín por el estrecho pasillo que dejaban los escombros apilados junta a una de las fachadas. Nuevo susto y nuevo derrumbe en el casco histórico jienense. Llueve sobre mojado. La ecuación se repite: alguna precipitación o humedad, más sol fuerte que resquebraja las paredes de tapial, igual a caída de las casas más antiguas o de una parte de ellas.

Esta vez fue parte de fachada y el techo del 2º A del número 8 de la calle Elvín, a las 4:07 de la mañana. No hubo heridos pero sí un gran estrépito que despertó al vecindario, que saltó de la cama y salió a la calle.

La Policía Local y Bomberos intervinieron incluso antes de amanecer para evitar males mayores. Por seguridad cortaron el paso peatonal y, como la calle no tiene otra salida, sus residentes no pudieron salir hasta media mañana. Una vecina se saltó el cordón de seguridad, esgrimiendo razones laborales, y fue denunciada por los agentes por desacato a la autoridad.

Los bomberos entraron en la vivienda para comprobar si había personas en su interior, ya que la habita un matrimonio de nacionalidad rumana. Pero ayer no había nadie en esos momentos. Después llegó la familia, informándoles de que no podían acceder al interior al encontrarse la casa «en estado de ruina». La Policía Local les comunicó la posibilidad de realojo, si bien indicaron que les acogerían unos familiares. Los bomberos precintaron el piso aunque el resto de vecinos del edificio puede ocuparlo.

Los derrumbes son periódicos en la zona los últimos años: la calle Alegría, Vicario, Santiago o la subida del Tiro Nacional. Los propios vecinos colocaron pancartas en el barrio de San Juan, haciendo una llamada de SOS ante el estado del casco histórico y las promesas incumplidas.

Reacciones

El dirigente del PSOE, Julio Millán, responsabilizó al alcalde, Javier Márquez (PP), por «dejación de funciones» y carecer de un plan municipal de vivienda pese a tener Somuvisa. La concejala de Servicios Técnicos Municipales, Rosa Cárdenas (PP), lo tachó de «surrealista e increíble» porque el derrumbe fue en una propiedad privada y rechazó que el Ayuntamiento se haya negado a solicitar un área de rehabilitación integrada a la Junta para intervenir en materia de vivienda.

Jaén en Común responsabilizó a PP y PSOE de la situación del casco histórico, pues desde 2009 «no ha habido inversión en rehabilitación por parte de la Junta» y el Ayuntamiento «aún no ha sido capaz de redactar un Plan municipal de Vivienda y Suelo». «Es indignante y consecuencia de la dejadez que sufre el casco antiguo», afirmó el coordinador de Podemos Jaén, Lucas Martínez, que pidió soluciones municipales inmediatas. IU ofreció su apoyo a los vecinos y exigió al alcalde que actúe ante la situación de «emergencia» del casco histórico. Y la coordinadora local de Cs, María Cantos, culpó a Junta y Ayuntamiento, porque esta zona de Jaén «lleva cuatro años sin un plan de suelo municipal y diez años sin ayudas autonómicas para la rehabilitación».