Nueve detenidos por drogas en Villanueva del Arzobispo, Beas y Jódar

Nueve detenidos por drogas en Villanueva del Arzobispo, Beas y Jódar

Tras la operación en Villanueva, Beas y Jódar se analizan las compras de casas y coches ante la sospecha que son fruto de negocios al margen de la ley

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDA

La Guardia Civil de Jaén ha detenido a nueve personas en Villanueva del Arzobispo, Beas de Segura y Jódar como presuntas autoras de un delito continuado de tráfico de drogas en la zona noreste de la provincia. Ha sido en el marco de la 'Operación Donkeymon', según informó ayer el Instituto Armado en un comunicado. En Villanueva, base principal del clan, confirman que son bien conocidos 'los Gorilones', la familia que ha centrado las investigaciones de la Benemérita desde hace meses. Y que en los últimos tiempos han llevado un alto ritmo de vida, muy llamativo.

«Se está comprobando si las propiedades y vehículos de alta gama adquiridos por el clan familiar en las últimas fechas han podido ser fruto a la venta ilegal de sustancias estupefacientes, puesto que se ha detectado un excesivo aumento del poder adquisitivo de todos sus integrantes», dice la Benemérita.

Precisamente el apodo de esta familia y un juego de palabras para 'encriptarlo' en cierta medida da nombre a la operación 'Donkeymon'.

Desde octubre

Hace ya seis meses que los agentes tenían sospechas sobre las actividades de los miembros de este clan. Iniciaron una serie de operativos «que permitieron comprobar la veracidad de las sospechas, ya que desde esos domicilios se distribuían drogas, en especial cocaína y marihuana. Además, durante la investigación constataron que estos puntos de venta estaban relacionados», según un comunicado de la Guardia Civil.

De hecho, esos distintos puntos de venta «eran dirigidos por individuos de un mismo clan familiar, cuyos miembros habían establecido otro punto de operaciones en Beas de Segura, donde la Guardia Civil localizó un centro de venta de cocaína de gran relevancia. Igualmente se obtuvo información del suministrador, situado en la localidad de Jódar.

El 15 de marzo

Con estos datos, miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) Policía Judicial, Equipo ROCA y patrullas del Cuerpo, todos de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén, realizaron el pasado 15 de marzo a la misma hora y de forma coordinada cinco entradas y registros en distintos domicilios: tres en Villanueva del Arzobispo, uno en Jódar y otro en Beas de Segura.

Como resultado del dispositivo, fueron detenidos en la localidad villanovense tres hombres de 26, 28 y 52 años y tres mujeres de 23, 24 y 50 años. Uno de los varones y una de las mujeres han ingresado en prisión. En Beas de Segura, se ha arrestado a un hombre y una mujer, de 46 y 39 años, respectivamente, y ambos han ingresado en prisión. Finalmente, en Jódar ha sido detenido una persona de 39 años.

Las drogas, de lo mejor

En los registros domiciliarios se encontraron 84,02 gramos de cocaína en roca de gran pureza, 1.700 gramos de sustancia de corte para cocaína, ocho dosis de cocaína dispuesta para la venta, 250,97 gramos de cogollo seco indoor de la variedad 'White Widow' de marihuana (una variedad legendaria que ofrece al consumidor «un colocón brutal, casi psicodélico» según páginas especializadas en cannabis) y envoltorios para distribución al menudeo.

También se han incautado 9.028 euros en metálico, cuyo presunto origen radica en la venta ilegal de sustancias estupefacientes; una instalación indoor de grandes dimensiones para cultivo de cannabis, varias básculas de precisión, numerosos teléfonos móviles y cuatro vehículos de gran cilindrada.