El mejor muestrario para vestir la casa

Demostración de cómo funcionan unas sartenes en un expositor de la feria./L.V.
Demostración de cómo funcionan unas sartenes en un expositor de la feria. / L.V.

El salón, al que ayer ya se acercaron decenas de jienenses, albergará hasta mañana sillones, colchones, cuadros, ollas y hasta fregonas. Rehábitat abrió ayer en Ifeja con 45 expositores, y espera superar los 7.000 visitantes de 2018

Laura Velasco
LAURA VELASCO

Con la resaca de San Valentín paseaban muchas parejas ayer cogidas de la mano por los pasillos de la Institución Ferial (Ifeja). Que si vamos a probar sillones, que si túmbate en este colchón, que si mira estas ollas son de las que no se pegan. Porque si algo tiene la II Feria del Mueble, Decoración y Equipamiento del Hogar Rehábitat 2019 es variedad.

Hay grandes muebles, dormitorios enteros por menos de 3.000 euros decorados con esmero, con los que los visitantes se quedan embobados. Hay sofás y sillones, muchos. Quizás este sea uno de los grandes reclamos del público. Y luego hay pequeños y medianos utensilios que llaman la atención de los 'ojeadores'. Fregonas, aspiradoras, cuadros, espejos, y hasta bisutería. Un par de stands de collares y anillos concentraron a bastantes curiosos durante la jornada de ayer.

El presidente del Consejo de Administración de Ferias Jaén, Ángel Vera, y el director comercial Caja Rural de Jaén, Juan Gallego, inauguraron el evento. «Contamos con 5.000 metros cuadrados y 45 empresas de cuatro comunidades diferentes. El objetivo es consolidarnos como un salón de referencia en el sector del mueble y la decoración, buscando que esas 7.000 personas que nos acompañaron en la I edición nos vuelvan a acompañar», indicó Vera.

«Tenemos que ir mostrando poco a poco el potencial que tenemos en la provincia»

Por su parte, Juan Gallego se mostró «encantado» de seguir colaborando con Ferias Jaén. «Tenemos que ir mostrando poco a poco el potencial que tenemos en la provincia, y donde haya crecimiento de economía y valor añadido ahí estará Caja Rural», apostilló.

Entre los visitantes, Emilia Fernández vino ya en la pasada edición a la feria, y admite que le gusta bastante. «En otras ocasiones hemos comprado, lo mismo hoy salimos con algo. Siempre picamos, pero cosas más pequeñas, es que hay de todo», indicó. En su opinión, hay buenos precios y además «está todo junto», añadió.

En la misma línea se pronunció Lina Salas, otra jienense dispuesta a comprar en Rehábitat. «He visto un mueble que me ha gustado y me ha dado la idea de lo que quiero, pero era muy grande, así que he pedido presupuesto. El que me acaban de dar está bien de precio, seguiré mirando», apuntó.

Entre los vendedores, optimismo y ganas. María José Revert y María José Burgos promocionaban la aspiradora Kobold. No es su primer año aquí: el pasado ya registraron unos números estupendos. «Con el fin de semana de buen tiempo que hay anunciado esperamos más gente», indicaron.

El 80% repite

La II Feria del Mueble, Decoración y Equipamiento del Hogar se celebrará hasta mañana. Según señaló Ángel Vera, el 100% de los expositores de la pasada edición realizó ventas en la feria y el 80% de esos expositores vuelven a estar presentes. Para su organización, Ifeja cuenta con un presupuesto de 70.000 euros. Este evento tiene por tanto carácter nacional desde el punto de vista de los expositores, si bien desde la perspectiva de los visitantes se prevé una mayor afluencia de público local y de provincias limítrofes.

En cuanto a los productos más vendidos, destacan los muebles de cocina, seguidos de electrodomésticos de la línea marrón (vídeo y audio), muebles de hogar, artículos de cocina, electrodomésticos de línea blanca (cocina y limpieza del hogar), iluminación y el sector del mueble de oficina, de los que más crecimiento ha tenido.

Con esta feria, que nació el año pasado, Ferias Jaén pretende poner en valor el tejido empresarial del mueble y equipamiento del hogar, a través del desarrollo de un salón de referencia para los sectores del mueble y del equipamiento del hogar. Se trata de un sector cuyo desarrollo depende, en gran medida, de la situación económica. El crecimiento del sector del mueble y la decoración se asienta en la demanda determinada por movimientos cíclicos en función de la saturación del mercado, de la situación económica, de la evolución de los ingresos de las economías domésticas, y de la coyuntura del sector de la construcción. Se puede considerar al sector del mueble y la decoración como un bien de inversión para hogares y empresas o como un artículo de consumo sensible a la moda.