El mejor 'oro líquido' del mundo, para catar, comparar y disfrutar gratis

Público asistente a la sesión ayer de la una de catas abiertas, con explicaciones de expertos para los legos./M. Á. C.
Público asistente a la sesión ayer de la una de catas abiertas, con explicaciones de expertos para los legos. / M. Á. C.

El Salón Internacional del Aceite Virgen Extra cuenta con más de 180 marcas de AOVE de once países, habiendo añadido los del hemisferio sur

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

«Prueba este», asegura Laura Blanco con un acento que hace cosquillas en el oído. «Es Olivares de Santa Laura, de Uruguay», añade con voz melosa, embaucadora, como solo uruguayos y si acaso argentinos 'canturrean'. Está acompañada de Gonzalo Aguirre, también uruguayo, y Alberto del Moral, español. El suyo es uno de los más de 180 aceites los que integran el Salón Internacional del Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE), en Expoliva, una magna exposición internacional en el que hay otros diez países representados, la práctica totalidad de las zonas productoras del mundo (Argentina, Brasil, Chile, Francia, Grecia, Israel, Italia, Marruecos, Portugal y España). Aquí puede probarse de forma gratuita (una vez dentro del recinto, pagando la entrada a la feria o como profesional) el mejor oro líquido del mundo, los más premiados, catarlos, comparar y sobre todo disfrutar, en una iniciativa sufragada por la Diputación de Jaén para dar la oportunidad a los visitantes de aprender a diferenciar la calidad de los aceites vírgenes y crear una cultura de la calidad, tanto en los productos como en comercializadores y consumidores.

La última edición de los premios a la calidad de los AOVE de Expoliva incorpora a los países del hemisferio sur, cuyos productores están presentes en el Salón. Su aceite, la verdad, está rico. «El de Chile pica más que el de Jaén, el de Uruguay es más dulce, el de Israel es suave...», le cuenta luego un especialista.

Blanco y Aguirre han llegado a Jaén después de después de doce horas de avión, un AVE a Córdoba y el resto del trayecto en coche, todo para estar dos días en la feria. «Para nosotros es muy importante estar», apostillan mientras dan a probar su preciado 'oro líquido'. «Es una feria muy buena, donde consultamos maquinaria, comparamos la calidad de nuestro aceite y se hacen muchos contactos, sin duda», asegura Blanco.

Desde 2007, desde el primer salón internacional del AOVE, está María Jesús Joyanes tras un stand, habiéndose formado en el ciclo formativo del IES Del Valle sobre Aceite y Vino, el mismo que ha hecho su compañera Aránzazu Arias. «Esto ha crecido muchísimo», sentencia tras uno de los estand de la Diputación, rodeada de 'oro líquido'. Sabe de lo que habla. De la feria y de zumo de aceituna y de lo que suele gustar a la gente. «Preguntan mucho por los aceites con premio, que ni piquen ni amarguen», señala, poniendo como ejemplos dos jienenses, «Oro Bailén y Nobleza del sur, de Sabiote». Este último es el que cataron las autoridades y políticos que ayer pisaron la feria, desde el ministro Luis Planas al presidente de la Junta, Juanma Moreno.

«Hace dos años estábamos en crisis y ahora es otra historia. Se nota. Hay mucho movimiento», asegura Daniel García, ingeniero agrónomo y visitante de Expoliva mientras olfatea un vaso azul de cata, «desde la primera edición, que vine con mi padre». Saborea un sorbo pequeño de virgen extra junto a Santiago Romero, también ingeniero, ambos granadinos. El Salón del Aceite les parece un acierto pleno, más que interesante, aunque aportan ideas para mejorarlo en el futuro. «Están dispuestos por orden alfabético y quizás resulta un poco lioso. Se podría estudiar hacerlo por procedencia o por variedades o alguna clasificación así que facilite la cata y la elección», aportan.

Eso sí, tienen claro que la feria va a más y funciona. «Todas las empresas de tractores están aquí. Eso es por algo», recalcan. «Si esto no hiciera bastante negocio no llevaría más de treinta años», apostillan.

El salón, que dispone de once estand octogonales, cuenta además un escenario donde se celebran catas abiertas para el público impartidas por especialistas y con los aceites premiados por Expoliva 2019. Con breves descansos se puede asistir a una casi en cualquier momento mientras la feria está abierta. Mañana tendrá lugar la ceremonia de entrega de Premios Expoliva 2019 y el showcooking de 13:00 a 14:00 horas 'El Jaén de las Estrellas', con Álvaro Salazar.