María Cantos: «No hemos llegado para calentar sillones o gobernar sin ganas»

«Hemos llegado con el ansia acumulado, con la indignación para gestionar con transparencia, para escuchar a los vecinos, para traer inversiones»

JUAN ESTEBAN POVEDA

La líder de Cs María Cantos aseguró en su discurso que «hoy es el día que marcará el cambio de rumbo de Jaén, y que la guiará hacia ese futuro que los malos gestores la han negado, que la han convertido en lo que es hoy y que algunos nos negamos a aceptar». Dirigió durísimas críticas a los gestores municipales anteriores, que escocieron especialmente en la bancada popular: «Hemos llegado y no para calentar sillones, no para gobernar a tiempo parcial sin ganas. Hemos llegado con el ansia acumulado, con la indignación para gestionar con transparencia, para escuchar a los vecinos, para traer inversiones, para dar voz a los que hasta ahora no la han alzado porque pensaban que nadie les escuchaba, para poner lo bueno que traemos y no para contaminarnos de sus vicios, para poner a Jaén en el lugar que se merece. Hoy estamos aquí le pese a quien le pese, moleste a quien moleste, sin poner zancadillas a nadie, sin malas artes, sin caretas. Es lo que somos. Vecinos de Jaén. Llegó la hora del respeto al vecino como parte viva de esta ciudad, la que le da sentido a todo».

Detalló que para su formación «no ha sido un camino de rosas, si más bien de espinas, de gente corriente que ha salido de sus barrios, de sus comercios, de sus empresas, gente que ha recibido la llamada de que es posible mejorar Jaén si se le pone ilusión, capacidad y ganas. Gente que ha pagado en sus carnes la novatada de su inexperiencia política. Eso es lo que significa Cs, gente que da la cara aunque se la partan. Valor hay que tener para formar parte de este pequeño y gran Ayuntamiento. Pequeño por el poco cariño que ha recibido de sus políticos, y grande por lo que puede dar a sus vecinos». Cantos destacó que «se acabó el sueño de los jienenses porque hoy empiezan a despertar. Hoy comienza ese despertar alegre de una ciudad nueva y lo vamos a hacer realidad entre todos. Por nosotros, por los que estuvieron antes y no lo pudieron llevar a ver y por los que vendrán».

Insistió en que «vamos a dejarnos la piel, transparencia, contra el conformismo, el interés personal y la corrupción que tanto daño ha hecho. Hacia ese futuro de prosperidad del que nos han alejado, sin miedo a perder el sillón, por y para Jaén. Nos duele Jaén y hoy comenzamos a curar esas heridas. Que viva Jaén».