Máquinas y sal a punto para limpiar de nieve las carreteras

El delegado provincial José Manuel Higueras, la alcaldesa Toñi Olivares y Felipe López./IDEAL
El delegado provincial José Manuel Higueras, la alcaldesa Toñi Olivares y Felipe López. / IDEAL

El consejero Felipe López presenta en Úbeda el dispositivo de la Junta y que en la provincia vigila especialmente 500 kilómetros

R. I.JAÉN

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, presentó ayer en Úbeda el Plan de Vialidad Invernal 2018-2019, programación del Gobierno andaluz para garantizar la seguridad vial en caso de nevadas y heladas, un dispositivo que está compuesto por 37 quitanieves, 104 vehículos y 417 profesionales que asegurarán en más de 2.000 kilómetros de carreteras la conducción en óptimas condiciones durante los temporales.

En la provincia de Jaén se estima que hay unos 140 técnicos, distribuidos por los centros de conservación de la zona Norte, Sur, Sureste y Oeste encargados de prestar especial atención alrededor de kilómetros en la red provincial (también tienen a su cargo algunos tramos en la provincia de Granada por la parte de Segura). Cuentan para su trabajo 40 medios mecánicos (años anteriores eran ocho camiones con hoja quitanieves y extendedora de fundentes, tres camiones de apoyo para abastecimiento de sal, ocho retromixtas con hoja quitanieves, dos motoniveladoras con hoja quitanieves, cuatro camiones y cinco tractores con extendedora de fundentes, seis furgonetas de caja abierta y de vigilancia y cuatro todoterrenos, y otras dos máquinas para atener los 55 kilómetros de las vías de la provincia de Granada, próximas a Santiago Pontones). Para este plan se suele hacer en la provincia acopio de unas 2.100 toneladas de sal.

Ayer en Úbeda el consejero López destacó que «este dispositivo ya activado pretende asegurar la vialidad en la red autonómica y dar una respuesta lo más rápida y eficaz posible frente a cualquier inclemencia meteorológica, especialmente en aquellas vías que se encuentran a una altitud superior a los 500 metros y que conforma casi el 40% de las carreteras y en las que existe un mayor riesgo de nevadas y heladas».

El plan estará activo hasta finales de marzo y mayo en el caso de Sierra Nevada y engloba a las cuatro provincias andaluzas donde la incidencia de las inclemencias meteorológicas es mayor, es decir, Almería, Granada, Jaén y Málaga. En total suman 2.021 kilómetros de carreteras de especial vigilancia por técnicos.

Serán 15 centros de Conservación Integral los que participen en este dispositivo, de los que Chirivel, Fiñana y Huécija pertenecen a Almería; Santa Fe, Guadix, Cúllar, Cádiar y Alhendín, a la provincia de Granada; Beas de Segura, Jamilena, Peal de Becerro y Úbeda, en Jaén, y La Viñuela, Antequera y Ronda, en Málaga. A ellos se sumarán los centros operativos en las provincias, situados en Huércal-Overa y Tíjola, para la provincia almeriense, y en Granada capital, Las Salinas y Las Víboras (Sierra Nevada), Puerto Lobo (Huétor Santiollán) y Baza (2) en Granada.

A pesar de no situarse en zonas de especial incidencia, el resto de centros de conservación, hasta 35 que se distribuyen por todo el territorio andaluz, y centros operativos (28), disponen de la capacidad operativa para poder proporcionar, en caso necesario, la dotación y maquinaria para atender episodios de inclemencia meteorológica.

Temas

Jaén
 

Fotos

Vídeos