Manuel Montejo Ex portavoz de Jaén en Común: «No me voy quemado ni porque no me guste, sino por la familia»

Manuel Montejo fotografiado en el casco antiguo./IDEAL
Manuel Montejo fotografiado en el casco antiguo. / IDEAL

Entraba en las quinielas como candidato para las próximas elecciones municipales, y su dimisión ha causado una notable sorpresa

J. E. P.JAÉN

Manuel Montejo (Jaén, 1977) entró en política en 2015, cuando su primer hijo tenía pocos meses, y se marcha ahora, pocos meses después de haber sido padre por segunda vez. En tres años como cabeza visible de Jaén en Común en el Ayuntamiento de Jaén se ha ganado el respeto de políticos y ciudadanos por su seriedad y rigor. Su dimisión esta semana ha causado sorpresa.

-¿Por qué se va?

-Por motivos estrictamente personales. Ya lo dije en la rueda de prensa el día del anuncio. Todos sabemos que la política supone un importante desgaste para la vida familiar, y yo lo he tenido. Mis circunstancias familiares también han cambiado recientemente, y he tenido que elegir. He primado a mi familia. Cuando llegué lo hice con el compromiso de estar al cien por cien, y si no se puede mantener ese compromiso hay que decirlo y actuar en consecuencia. No hay más.

«El Ayuntamiento y Jaén tienen futuro, tienen salidas y tienen solución»

-¿No hay detrás guerras internas o presiones en su formación?

-No, no hay nada de eso aunque a veces cuando alguien alega motivos personales para irse de un cargo político se dice que le han cortado la cabeza (ríe). No es el caso. Ni siquiera estábamos en ese momento de tener que decidir qué personas iban a seguir en ese proyecto (para elegir candidatos a las municipales). No habíamos llegado a ese momento aún. Lo decidió este verano y en septiembre se lo anuncié a los más cercanos, y se preparó el cambio. Nada más.

-Lo cierto es que su anuncio de dimitir ha causado sorpresa porque había consenso sobre que usted estaba realizando una buena labor y seguiría.

-Es lo que mucha gente me ha transmitido estos días, que pensaban que yo iba a seguir. Siempre he sostenido que primero hay que elegir los proyectos y luego a los candidatos. Y puede ser cierto que la gente decía que yo seguiría, pero primero tenía que decidir yo si quería o no seguir.

- Visto ahora con perspectiva, ¿compensa el tiempo dedicado a la política?

- Estoy muy satisfecho y muy orgulloso del trabajo realizado. No me voy quemado ni porque no me guste. Es que para mi familia ha supuesto un sacrificio y no compensaba ya. Hay que ser sinceros con uno mismo a la hora de tomar decisiones.

-¿Han intentado convencerle para que reconsiderase la decisión?

- Lo han intentado, pero lo tenía claro.

-¿Cómo se siente una vez hecho el anuncio?

- Bien, tranquilo. Ya he explicado que era una decisión que tomé tiempo atrás, y ahora solo la he anunciado. Ya tenía ganas de hacerlo, la verdad.

- ¿Qué va a hacer ahora?

- Seguir con mi vida, dedicar más tiempo a la familia, recuperar mi profesión. Yo soy fisioterapeuta, autónomo. Siempre me ha ido bien en mi profesión. Y seguiré militando en Jaén en Común, pero desde la base, como he hecho siempre.

-Ahora que conoce los entresijos de la vida política municipal, ¿cree que el Ayuntamiento de Jaén tiene futuro?

-El Ayuntamiento y Jaén tienen futuro, tienen salidas y tienen solución. Lo que hay que hacer es casi lo opuesto a lo que se ha venido haciendo en los últimos años. Es de sentido común. Las decisiones que se han tomado nos han llevado hasta aquí con el PP y el PSOE. Tendrán que ser otros lo que lo solucionen y con medidas diferentes.

-¿Trabaja más el Ayuntamiento para resolver sus propios problemas que para la ciudad?

-Muchas veces se tiene mucha actividad pensando más en los partidos políticos que en la ciudad y sus necesidades reales. Es cierto que no se puede separar lo que interesa al Ayuntamiento y a la ciudad, pero desde la alcaldía y los órganos locales de gobierno se puede hacer mucho para mejorar la vida de las personas.

- ¿Cuál es el mejor recuerdo que se lleva de esta etapa?

- El trabajo que no se ve, ayudar a la gente que llegaba al grupo municipal con problemas para pagar la luz, con una ayuda, en una situación límite para encontrar empleo. El trabajo que se ve, lo que se ve en los plenos y en los medios, es solo una parte.

-¿Y lo peor?

-Comprobar que a veces existe una distancia entre lo que se trata en la política y se está debatiendo en los plenos y la realidad, y ver que se dedica tiempo a cuestiones que no son las que preocupan a la gente ni a la ciudad.