Una manta, un caldo y un poco de conversación

Voluntarios de Cáritas charlan con los inmigrantes que duermen en un cajero de la capital/CÁRITAS JAÉN
Voluntarios de Cáritas charlan con los inmigrantes que duermen en un cajero de la capital / CÁRITAS JAÉN

Voluntarios de Cáritas recorren todas las noches las calles de la ciudad para socorrer a quienes duermen a la intemperie

LORENA CÁDIZJAÉN

Esta semana las temperaturas irán poco a poco en ascenso, sin olvidar que estamos en pleno invierno, pero la semana que acaba de cerrarse ha sido gélida, con picos de hasta cuatro grados bajo cero de temperatura mínima en la capital. Mal asunto si no te queda otra que dormir en la calle.

La noche del pasado viernes eran 15 las personas que estaban durmiendo en cajeros o portales, tratando de resguardarse del frío con mantas y con cartones. Todos ellos podrían haber dormido esa noche en el centro de transeúntes, ya que el Ayuntamiento tuvo la semana pasada activado un dispositivo especial para las personas si hogar, en previsión por la ola de frío.

A lo largo de la semana, voluntarios de Cáritas, de Cruz Roja e incluso la Policía Local han animado a quienes dormían en la calle a ir al centro de transeúntes, y muchos lo hicieron, pero otros prefirieron seguir donde estaban. «Hay personas que prefieren no ir al centro porque saben que será solo unos días y prefieren no acostumbrarse a domir caliente, sabiendo que tendrán que volver de nuevo a la calle. Otros temen perder el lugar donde suelen dormir todas las noches», explica el responsable del Programa de Personas Sin Hogar, Álvaro Montejo. Un programa de Cáritas Diocesana, que entre sus líneas de intervención cuenta con un dispositivo de calle, en este caso, coordinado por Cáritas Interparroquial.

Ese dispositivo de calle no es otra cosa que grupos de voluntarios, normalmente entre seis y diez, que cada noche, de lunes a domingo se recorren las calles de la ciudad, donde saben que suele haber gente durmiendo a la intemperie, para informarles de los recursos que existen, para darles mantas en caso de que las necesiten, para ofrecerles un caldo caliente y para «empaparnos de su realidad», asegura Montejo.

«La inmensa mayoría de ellos son personas que vienen a Jaén a buscar trabajo, suelen recorrerse toda España y en estos meses vienen a Jaén en busca de un jornal en la aceituna», explica. Por eso la mayoría de ellos son subsaharianos o argelinos. «También hay casos de chicos recien llegados a España, que tienen 18 y 19 años, y que están como en una especie de limbo, que les tiene en la calle».

Con todos ellos estos voluntarios comparten un rato de la noche, aunque sea solo para darles conversación y escuchar sus circunstancias. En otros casos los ayudan en lo que pueden. Por ejemplo, el viernes por la noche los voluntarios de Cáritas bajaron a un chico marroquí al hospital por un problema en la espalda.

Hay que recordar que el dispositivo puesto en marcha a lo largo de esta semana pasada por el Ayuntamiento, ha supuesto habilitar «medidas especiales como dormir en el centro de transeúntes, independientemente de que ya hubieran estado tres días, la ampliación del horario de estancia en el centro, de manera que pudieran permanecer más tiempo después de la hora del desayuno, de igual modo que por la tarde-noche se les ha permitido acceder antes para resguardarse del frío.

Según informó el Ayuntamiento, también desde la Policía Local se ha hecho un seguimiento durante el día y por la noche a los lugares o espacios públicos frecuentados por las personas sin techo.

 

Fotos

Vídeos