¿Dónde ver la 'luna de sangre' en Jaén?

¿Dónde ver la 'luna de sangre' en Jaén?

El viernes tendrá lugar el eclipse lunar más largo de este tipo previsto en todo el siglo XXI, acompañado de un Marte especialmente brillante

MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJAÉN

Este viernes, 27 de julio, tendrá lugar el fenómeno que muchos astrónomos y aficionados a la astronomía llevan tiempo esperando: la luna 'de fuego' o 'de sangre', el eclipse lunar total más largo del siglo. Casi cuatro horas durará el fenómeno al completo. Y la fase total, la más emocionante, que en España comenzará más o menos cuando veamos salir la Luna por el horizonte, durará así una hora y 42 minutos (en torno a las 21:30 horas y hasta las 22:15 horas), prolongándose en total hasta esas cuatro horas, siendo el eclipse de este tipo más largo previsto en todo el siglo XXI. Entonces, nuestro satélite se mostrará de un color rojo muy oscuro, por lo que recibe el nombre 'de sangre'. Marte estará además en su punto más brillante en muchos años, en la misma zona del cielo.

El fenómeno será visible a simple vista sin necesidad de prismáticos ni de ningún otro aparato, aunque los expertos recomiendan telescopios. También la ubicación en una posición elevada para seguir la Luna con mayor facilidad en el horizonte desde el primer instante. La Guía de Astroturismo de la Sierra Sur de Jaén recoge algunos de los puntos perfectos para visualizar fenómenos como las Perseidas o esta luna roja. Uno de los mejores es el Observatorio Andaluz de Astronomía, en la pedanía de La Pedriz, a siete kilómetros de Alcalá la Real.

El cerro de la Nava, cerca del Castillo de Locubín, es otro de los puntos mencionados, ya que al encontrarse la cumbre se encuentra a algo más de 1.000 metros y permite una visión de 360 grados sin apenas obstáculos orográficos. En la zona del Castillo de Locubín se encuentra también Encina Hermosa, en el cerro Cabeza Baja, situado a 800 metros de altura. El acceso se realiza a través de un camino de tierra, desde el núcleo de población de Ventas del Carrizal o desde la carretera N-432. La «excelente calidad» de su cielo es una de las características de otro de los puntos incluidos en la guía. Desde Fuensanta y poco antes de llegar a la Aldea del Regüelo, se encuentra una amplia recta de la que parten numerosos caminos agrícolas en ambas direcciones. Esta es, según la guía de astroturismo, una de las zonas con mayor potencial en términos de turismo astronómico.

Otra de las ubicaciones donde disfrutar de las Perseidas es la vieja base militar de La Pandera, en la carretera que une Los Villares con Valdepeñas de Jaén. Un lugar «emblemático» para la observación del firmamento, tal y como apuntan desde la guía. En la misma línea califican a la estación de Vado-Jaén, un lugar de fácil acceso a siete kilómetros del centro de Martos al que se llega a través de la carretera que conduce a la pedanía de Las Casillas.

El actual asentamiento de El Berrueco en Torredelcampo es otro lugar en el que las Lágrimas de San Lorenzo brillarán con fuerza. Se recomienda como ubicación para observar las ruinas del Castillo del Berrueco o la ermita de piedra cercana.

Por otra parte, próximos a Valdepeñas de Jaén las Perseidas se dejarán notar en otros tres puntos. En el Hoyoncillo se encuentran los Llanos del Ángel, una altiplanicie a 1.200 metros a los que se accede desde la carretera JV-2262, que une Valdepeñas de Jaén con Frailes, o desde la pedanía de Charilla. El Valle de Carboneros, al sureste de Valdepeñas de Jaén, se encuentra un espectacular valle rodeado de altas montañas, que superan los más de 1.500 metros de altura.

Por último, el Barranco de Los Tejos, al que se accede desde Valdepeñas de Jaén a través de caminos rurales, cuenta con oscuridad «excepcional» y un horizonte «bastante limpio de contaminación lumínica en todas direcciones», según recalcan desde la Guía de Astroturismo de la Sierra Sur de Jaén.

En la capital

Por otra parte, la web subexpuesta.com, dedicada a descubrir localizaciones en las que realizar buenas fotografías nocturnas, incluye algunos otros puntos de la provincia, como el embalse del Quiebrajano o la Torre de la Moraleja de Alcalá la Real. En cuanto a la capital, el Castillo de Santa Catalina es el perfecto mirador para estas noches de agosto.

Asimismo, desde la web de la Reserva Starlight de Sierra Morena destacan que en sus entrañas se hallan rincones cuyos datos sobre valores de oscuridad del cielo nocturno son comparables a los obtenidos en algunos de los observatorio astronómicos más importantes a nivel mundial. Dentro de esta clasificación, Jaén cuenta con tres lugares destacados. La aldea de Los Guindos, en la localidad de La Carolina, posee un «espectacular horizonte». De fácil acceso y muy cerca de la A-4, ofrece la posibilidad de instalar telescopios en amplias explanadas libres de obstáculos.

Desde el organismo destacan como segundo punto ideal el conjunto de antiguas minas abandonadas de El Centenillo, en Baños de la Encina, una zona «totalmente libre de contaminación lumínica». El último punto destacado por la Reserva Starlight de Sierra Morena es el Control de La Cabrera, en Marmolejo, «especialmente indicado» para aficionados con telescopios en busca de un cielo sobresaliente y con toma de luz para conectar sus equipos.