Lleno en el mercado para las últimas compras

Lo que más se vende en las pescaderías son las gambas, los langostinos y los pechos./L. CÁDIZ
Lo que más se vende en las pescaderías son las gambas, los langostinos y los pechos. / L. CÁDIZ

Los comerciantes aseguran que muchos apurarán hasta el mismo lunes, cuando los clientes recogerán numerosos encargos

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZ

La Nochebuena está a la vuelta de la esquina y hay escenas en los días previos a la Navidad que son un clásico. Uno de ellos son los mercados de abastos de la ciudad llenos hasta los topes. Así estaba ayer sábado el mercado de San Francisco, con gentío en los pasillos y colas en la mayoría de los puestos, sobre todo los de pescado y marisco, los de carne y los de embutidos, que son los platos que no puede faltar en una cena de Nochebuena. Aún así, los comerciantes aseguran que el día fuerte de ventas será el lunes, el mismo día de Nochebuena. Así que sí, mucha gente espera a última hora para rematar sus compras.

«Este año como la víspera es domingo y no se abre, casi todo el mundo espera al último día, al mismo lunes. El 85 por ciento de los encargos que se hemos recibido son para el lunes. Aún así, toda esta semana ha sido buena en ventas, no nos podemos quejar», explicó Pedro Ortega, propietario de un puesto de embutidos en el mercado.

Algo muy parecido ocurre en las pescaderías del mercado. «La gente está esperando al lunes para llevarse el marisco cocido. Tenemos muchísimos encargos, todos para el día 24», aseguró Juan, del puesto Casa Nati, donde estos días lo que más se vende es lo más típico de estas fechas: las gambas, los langostinos y los pechos.

«Compramos el marisco hace un par de semanas y nos hemos ahorrado 20 euros»

Jaime, propietario de un puesto de carne coincide con el resto de comerciantes. «Hoy hay mucha gente, pero el lunes habrá más. Tenemos un montón de encargos para ese día», explicó. Y de nuevo aquí, como todos los años, lo que más se vende es el cordero.

Cristóbal era uno de los clientes que ayer sábado hacía cola en un puesto de embutidos. Eran sus últimas compras. «Está todo planificado y comprado. Lo hemos hecho con tiempo y quedan algunos detalles, pero está prácticamente todo listo».

Este año se han organizado con tiempo, pero no todos ha sido así, «depende de cómo estemos de trabajo».

Montse también iba el sábado a comprar el jamón y el queso. La compra gorda, la del marisco, ya la hizo hace dos semanas. Ellos serán 17 para cenar en Nochebuena y era una compra considerable. «En mi familia, el marisco lo compramos hace dos semanas y lo congelamos. Mañana lo descongelaremos y lo coceremos para el lunes. Y la carne también la tenemos ya comprada. El lunes debería de estar ya todo listo porque ese día echamos la mañana en la cocina», aseguró.

Según sus cálculos, el haber adelantado las compras un par de semanas les ha supuesto ahorrarse hasta 20 euros. De ahí que todos los años se organicen con tiempo.