El juzgado envía a prisión a tres detenidos por seis atracos en la capital

Material que utilizaban los detenidos para cometer los atracos. /POLICÍA NACIONAL
Material que utilizaban los detenidos para cometer los atracos. / POLICÍA NACIONAL

Uno de ellos se quedaba en un vehículo con el motor encendido mientras los otros dos accedían a los locales, actuando con rapidez

R. I.JAÉN

La Policía Nacional ha detenido a tres jóvenes en Jaén como presuntos autores de seis atracos acaecidos en diferentes establecimientos de la capital. Utilizaban el mismo modus operandi: uno de los jóvenes se quedaba en un vehículo con el motor encendido mientras los otros dos accedían a los establecimientos, ejecutando sus golpes «con gran celeridad», según informó ayer la Policía Nacional.

Supuestamente, tras amenazar con armas blancas y de fuego a los empleados, sustraían el dinero que se encontraba depositado en las cajas para después darse a la fuga. El último de los atracos presuntamente lo realizaron en un supermercado, donde se llevaron 1.060 euros de una caja y 20 de un cliente que estaba esperando el pago de unos productos que había adquirido. Gracias a la colaboración ciudadana, los investigadores consiguieron identificarlos.

Los arrestados presuntamente entraron en un salón de juegos el pasado día nueve de enero ocultando sus rostros con pasamontañas, portando uno de ellos un cuchillo de grandes dimensiones y el otro un arma corta acorralando a la empleada contra un mostrador. Tras amenazarla consiguieron sustraer de las diferentes cajas un total de 5.235 euros y el teléfono móvil de la empleada, dándose velozmente a la fuga. Tras este robo, los detenidos supuestamente realizaron desde la fecha un total de cinco asaltos más. Todas las víctimas relataban a los investigadores la rapidez con la que cometían el hecho.

El último golpe

El pasado día 11 de marzo, sobre las 16:00 horas, presuntamente se desplazaron hasta un supermercado. Uno de ellos permaneció en el vehículo con el motor encendido mientras que los otros dos penetraban en el establecimiento cubriendo sus rostros con máscaras, quedándose uno en la puerta de acceso y el otro ejecutando la acción. En este caso amenazó a la empleada colocando en su costado un cuchillo de grandes dimensiones mientras le ordenaba la apertura de la caja. En ese momento, un cliente que se disponía a abonar unos productos que había adquirido observó como la cajera atemorizada le entregaba el dinero que en ese momento se encontraba en la caja, 1.060 euros. El arrestado al ver que el cliente mencionado tenía en su mano un billete de 20 euros, se lo arrebató para después darse a la fuga.

Repuestos de lo sorpresivo del asalto, varias personas consiguieron ver como los dos individuos se montaban en un vehículo saliendo rápidamente de la zona. Dicho vehículo fue encontrado por la Policía Local, que lo traspasó a agentes de Policía Judicial y Científica para su inspección y toma de indicios.

Los investigadores que estaban trabajando en los anteriores asaltos consiguieron identificar a los tres jóvenes finalizando con su detención. A los arrestados se les imputa la presunta autoría de seis atracos realizados con el mismo operandi. Puestos a disposición de la autoridad judicial, los tres fueron ingresados en prisión.