La Junta muestra su «repulsa» a las agresiones sanitarias

Recreación de una agresión./IDEAL
Recreación de una agresión. / IDEAL

La delegada de Salud participará hoy en una concentración en Linares tras la agresión múltiple de una paciente el pasado sábado

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZ

La delegación de Salud de la Junta en Jaén ha mostrado su «más enérgica repulsa» por la agresión que sufrieron este pasado sábado una médica, un enfermero y un conductor de ambulancia en la localidad jienense de Linares cuando se encontraban atendiendo a una joven en el municipio, tal y como adelantó ayer IDEAL.

Del mismo modo, desde la Consejería de Salud y Familias trasladaron su «apoyo y solidaridad» a los profesionales agredidos y a todos los que, día a día, «ejercen su labor al cuidado de los pacientes», según informaron desde la Junta.

Al respecto opinaron que «una agresión nunca es la solución a un problema y que desde la administración andaluza se está trabajando en la actualización del Plan contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario que actuará con fortaleza, determinación y coraje para paliar agresiones como las sufridas este sábado».

Aseguran que la administración está trabajando para actualizar el plan contra este tipo de casos

Durante el año 2018 se registraron en Jaén un total de 109 agresiones, de las cuales 32 fueron a hombres y 77 a mujeres, 12 fueron agresiones físicas y 97 fueron verbales.

Con motivo de esta última agresión, hoy está prevista una concentración de los profesionales sanitarios, a las 9 de la mañana en la puerta del centro de salud de Linares, en la que también ha anunciado su participación la delegada de Salud de la Junta, Trinidad Rus.

Según informaron desde el Sindicato Médico, el suceso del sábado se produjo tras atender un aviso que solicitaba ayuda para una mujer que estaba «convulsionando» en la calle. El equipo de guardia de Linares acudió al lugar, le suministró un tranquilizante y la montó en la ambulancia. Una vez dentro, según el colectivo, la joven despertó «muy agresiva», tras lo que cogió del pelo a la médico, teniendo serios problemas para desprenderse de ella. También le rompió las gafas al conductor y arañó al enfermero.

Fuentes de la Policía no pudieron ofrecer más detalles del suceso al no haber sido aún interpuesta la denuncia por parte de la médico, pero confirmaron que cuando la Policía llegó al lugar de los hechos la joven agredió también a uno de los agentes, además de escupirles. La médico estaba «refugiada en la ambulancia», en un estado de nervios importante.