Jueves Santo deslucido por el tiempo

Rostros de tristeza tras conocer la noticia de que se suspendía la procesión./CÉSAR CARCELÉN
Rostros de tristeza tras conocer la noticia de que se suspendía la procesión. / CÉSAR CARCELÉN

La Hermandad de la Expiración también suspendió por la tarde su estación de penitencia | El interés por no poner en peligro el patrimonio llevó a la cofradía a permanecer en la Iglesia de San Bartolomé, donde se repitieron las escenas de tristeza y recogimiento

Laura Velasco
LAURA VELASCO

Ojos al cielo y rezos varios. Así pasaron la jornada los miembros de la Cofradía de la Expiración de Jaén, que vieron truncadas sus ilusiones de salir en procesión al llegar la tarde. La amenaza de lluvia les llevó a suspender la estación de penitencia. Las razones, aseguraron, el importante patrimonio que han de conservar. «Esperamos que comprendan, acepten y apoyen la decisión de la Junta de Gobierno. Invitamos a la prudencia y al amor a la cofradía», informaron antes de desalojar el templo para prepararlo de cara a la visita de los jienenses a las imágenes.

La cofradía aseguró que es «muy duro» el trabajo que se realiza durante todo el año como para poner el peligro al cortejo. «Los últimos partes meteorológicos daban un 60% de probabilidad de lluvia hasta las 21:00 horas, y del 30% hasta las 23:00. Hemos decidido no arriesgar», agregaron.

La Iglesia de San Bartolomé fue desalojada para su puesta a punto, tras lo que decenas de jienenses se acercaron a contemplar las imágenes titulares. En el templo, escenas de desconsuelo, abrazo entre cofrades y mucho recogimiento. La tarde fue aprovechada por los miembros de la hermandad para realizar en silencio estación de penitencia, conscientes de que su destino ayer era permanecer con sus compañeros. La idea de que el Cristo de la Expiración fue el que decidió que debía ser así les tranquilizaba.

El Jueves Santo en Jaén se vio deslucido por la suspensión de las dos procesiones programadas, después de una Semana Santa gloriosa. Aún quedan tres días en los que el tiempo seguirá siendo el tema estrella de conversación. Ojalá respete y los cofrades puedan pasear su fervor.