Los jienenses continuarán pagando más de un millón al año por unos tranvías que no circulan

Los tranvías aguardan su futuro en las cocheras de Vaciacostales. /M. BÉJAR
Los tranvías aguardan su futuro en las cocheras de Vaciacostales. / M. BÉJAR

La Junta espera ganar el «coincidente» recurso judicial de Autobuses Castillo y apunta hacia el Ayuntamiento como causante del «bloqueo»

JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

Una vez declarado el enésimo desencuentro en torno al tranvía de Jaén, solo resta a los ahora 'contendientes' ganar la batalla de la opinión pública y hacer recuento de daños. El principal es que, después de siete años y medio y más de 120 millones de euros de inversión, los jienenses siguen sin un medio de transporte que puede mejorar la movilidad y reducir la contaminación atmosférica en la ciudad, y que además seguirán pagando otro millón más al año por los cinco tranvías que continúan aparcados en las cocheras, sin uso alguno.

En este ambiente, ayer compareció en Jaén el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, para «contar a los ciudadanos lo que está pasando» con el tranvía, mantener el compromiso «completo» de la Junta, responsabilizar al Ayuntamiento del «bloqueo» actual, rebatir los argumentos «surrealistas» de este, augurar que el recurso de Autobuses Castillo no prosperará y decir que no ha «perdido del todo la esperanza», que sonó más bien a que la esperanza es lo último que se pierde.

La empresa de autobuses

El consejero defendió que la declaración del interés metropolitano en el tranvía de Jaén permitió a la Junta elevar su oferta hasta financiar el 75% del déficit de explotación y gestionar ella el sistema, en lugar del Ayuntamiento. Autobuses Castillo la recurrió al TSJA, ya que si el tranvía tiene un interés más allá de la capital, no puede alegar en el futuro que le hace competencia desleal. Felipe López indicó que tal declaración «tiene todos los informes jurídicos» como todo lo que pasa por el Consejero de Gobierno andaluz, por lo que espera que los tribunales den la razón a la Junta, aludiendo a que, por ejemplo, el metro de Málaga también es de interés metropolitano, pues muchos ciudadanos acuden a su capital a hacer gestiones de todo tipo. Interés metropolitano que fue acordado en mayo con el Ayuntamiento de Jaén, que tendría que pagar más si no fuera así.

López expresó su respeto a «que cada uno defiende los intereses como puede», si bien «la administración (Ayuntamiento y Junta) debe estar al servicio del interés general» de la ciudadanía. En este sentido, subrayó que el compromiso de la Junta es tan «firme, completo y definitivo como es «la actitud de bloqueo» por parte del Ayuntamiento, en referencia al último desacuerdo, sobre la financiación de los cinco tranvías.

El consejero insistió en que eso no figura «en ninguno de los documentos» del acuerdo de mayo, sino solo los costes de explotación, y que la Junta asumió el 90% de la inversión global (las obras de infraestructura) y el Ayuntamiento «solo el 10%», que fue la compra de los tranvías, de los que ya ha pagado casi cuatro millones y que quiere dejar de pagar, alegando que es también coste de explotación. «Es una maniobra de dilación», un argumento que «no tiene consistencia», pues con el mismo argumento deberían incluirse los 100 millones que puso la Junta.

López puso como ejemplo que una cosa es la inversión para comprar un coche y otra la financiación necesaria para que circule: combustible, seguro o impuestos. Y tildó de «surrealista» el argumento municipal de que se quiere beneficiar a la adjudicataria que explote el sistema tranviario, pues la licitación como es lógico será universal, abierta a todos, «en libre concurrencia y con criterios estrictamente técnicos». Y recordó que en el metro ligero de Granada, los ayuntamientos pusieron el 17% de la inversión, y que en Jaén se ha reducido al 10% y ni con esas.

Añadió que la parecía «demasiada coincidencia» el recurso de Castillo, la negativa municipal y la proximidad de las elecciones, pues así ocurrió en 2011, aunque negó que eso quisiera decir que el Ayuntamiento está detrás. Y con las mismas dijo no querer meter el tranvía en la campaña electoral, pero a la vez apuntó que si no cambia de opinión el gobierno municipal, espera un cambio de gobierno (en mayo de 2019).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos