Jaén usará gatos para acabar con las ratas del barrio del Bulevar

Jaén usará gatos para acabar con las ratas del barrio del Bulevar

Los trabajos en los parterres para sustituir las plantas de lavanda tendrán que esperar hasta septiembre para unas mejores condiciones

JESÚS MUDARRA

Soluciones creativas no le faltan a la empresa concesionaria FCC. El Ayuntamiento de Jaén anunció ayer que los trabajadores de dicha empresa, en su lucha contra la plaga de ratas que incomoda al barrio del Bulevar, ha instalado dos casetas con gatos. Como si de un corto de Tom y Jerry se tratase, los felinos se han mudado al parque al norte de la ciudad para servir como complemento a los tratamientos de desratización que ya se han llevado a cabo.

La intención es clara: que los felinos den rienda suelta a su instinto y a través de la caza de ratas consigan saciar su apetito y de paso liberar de una parte de la población de estos roedores que tanto preocupan en la zona del Bulevar. Y es que se había convertido en una costumbre el pasear por los parque o calles de esta zona de la ciudad, sobre todo en horas nocturnas, y atisbar una de estas ratas. No son pocos tampoco los vídeos que circulan en las redes sociales en los que se pueden ver a los roedores habitando en parques infantiles.

Como así ha destacado el concejal de Servicios Públicos, Concesionarias y Contratación, Francisco Lechuga, se trata de una iniciativa pionera que esperan desde el Consistorio que vaya acompañada de los buenos hábitos de los vecinos, algo que pasaría por que estos no depositen sus basuras fuera de los contenedores ni dejen restos de comida en el suelo.

«Hemos comprobado que de dos kilos y medio de cebo que se ha suministrado en las madrigueras, ya han consumido uno y medio», añadió además el concejal como prueba de que el resto de tratamientos que se están llevando a cabo en las calles están surtiendo efecto.

De hecho Lechuga aseguró que «ha disminuido bastante la presencia de estos animales por las calles, por lo que esperemos que en pocos días esté solucionado el problema». El optimismo es notorio y es que desde el Consistorio la solución de esta problemática ha sido una prioridad desde que se conformase el nuevo equipo de gobierno y ahora parece que al menos la meta se encuentra más cerca.

Otra de las actuaciones destinadas a acabar con esta plaga de roedores era la de sustituir las plantas de lavanda que daban cobijo a los animales. Todavía no se ha acometido esta acción aunque el concejal aclaró que simplemente se está esperando a que llegue septiembre y con él una climatología más propicia a este tipo de labores de jardinería.

En especial, se ha trabajado n la manzana de Juan Pablo II con Pío Aguirre que era donde parecía residir gran parte del núcleo del problema. Y no solo se ha quedado ahí la actuación sino que han sido un total de 150 calles las que han recibido algún tipo de tratamiento contra estos roedores en el mes de julio. Los venenos en los alcantarillados y la disminución de su número invitan a compartir optimismo.