«Jaén es una provincia industrial»

De izquierda a derecha, Mario Azañón, Manuel Alfonso Torres, Francisco Reyes, Manuel Parras, Francisco Cantero y Manuel Salazar./M.Á.C.
De izquierda a derecha, Mario Azañón, Manuel Alfonso Torres, Francisco Reyes, Manuel Parras, Francisco Cantero y Manuel Salazar. / M.Á.C.

El órgano defiende que se puede reducir en una hora el viaje a Madrid en tren con cambios mínimos y sin casi inversión lo que «nos haría competitivos». El CES provincial destaca el crecimiento del último año aunque urge a mejorar infraestructuras

MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJAÉN

Con autocrítica pero sin víctimismos, porque lamentarse no vale de nada y «la ruina solo trae ruina». Así se presentó ayer la Memoria socioeconómica y laboral de la provincia de Jaén, un documento que elabora anualmente el Consejo Económico de la provincia de Jaén (CES Provincial) y que recoge los principales indicadores que arrojó el territorio jienense en 2017 y sus recomendaciones y consideraciones para que este avance.

En su radiografía, el presidente de este órgano consultivo de la Diputación, Manuel Parras, «el año en que antes habíamos acabado la memoria pero por circunstancias electorales no se ha podido presentar antes», llamó a «huir del victimismo porque ahuyenta inversores y crea mal clima, pero también de la autocomplacencia, y además incluimos iniciativas que nos parecen adecuadas».

El presidente del CES Provincial puso el foco en que «Jaén notó los cambios macroeconómicos positivos en la Unión Europea y España, unas mejoras que se observan en la creación de empleo, los buenos indicadores en materia de turismo o el crecimiento de la economía». El crecimiento, del 2,8%, supera en dos décimas al del año anterior y está muy próximo al crecimiento andaluz. «Pese a estos indicadores positivos es verdad que nuestra provincia todavía adolece de una serie de debilidades que se tornan ya en estructurales. Tenemos un diferencial con España de nueve puntos en desempleo, afectando especialmente al femenino, el juvenil y el de larga duración», lamentó.

Pese a ello, Parras subrayó «las enormes y reales potencialidades y dos debilidades principalmente: la baja productividad, con remuneraciones bajas que lastran el crecimientos y sobre todo porque no explotamos todo el valor añadido posible en nuestro sector agroalimentario, siendo necesaria una internacionalización y un aumento del tamaño de las empresas; y las infraestructuras. Son reconocidos incluso por nuestros representantes públicos», apuntó Parras, haciendo alusión sobre todo a dos: el ferrocarril y energética.

«Básicamente son competencias estatales. No es una cuestión de euros, es de voluntad. Es verdad que aspiramos a tener una conexión de altas prestaciones con Madrid y eso si son recursos económicos importantes. Pero hay medidas a muy corto plazo. En un año. Impermeabilizando la vía de Jaén a Despeñaperros y mejorando los horarios habría una reducción de una hora hacia Madrid. Tardaríamos tres horas. Ahora con cuatro no somos competitivos. También se debe activar el intercambiador de Alcolea, con lo que ahorraríamos 40 minutos a Sevilla», señaló Parras, dejando claro que «las infraestructuras no son una cuestión menor». «Por no hablar de la energética, cómo vamos a apostar por la biomasa cuando no tenemos la capacidad de evacuar. Sé que ahora se está trabajando también en este aspecto», añadió, considerándolo más que necesario.

Vender envasado sí o sí

Como gran medida para mejorar en el futuro inmediato Parras pidió explotar todo el valor añadido posible en nuestro sector agroalimentario. «Jaén es una provincia industrial. Cuando vemos los indicadores es así. Las almazaras son industria no es agricultura. De entrada hay 325 industrias. Llamémosle de primera transformación pero industria. Ahora hay que pensar más en los clientes», valoró, apuntando a que «una cooperativa que apuesta por envasar y da trabajo a 40 o 50 familias y una con el mismo volumen que vende a granel tiene a tres o cuatro personas y estacional».

En cualquier caso, urge a tomar medidas, con «la baja productividad, que puede tener remedio (con medidas de los propios jienenses), y con las infraestructuras, que ya no dependen tanto de lo que podamos hacer los jienenses sino nuestros representantes».

A pesar de todo, «somos realistas sobre lo que la provincia es capaz de dar de sí, ya que tiene elementos singulares que nos permiten diferenciarnos de otros territorios».

En la misma línea se expresó Francisco Reyes, que resaltó que la provincia es «tierra de oportunidades» y llamó a los jienenses a aprovechar esta realidad. Reyes puso en valor que «tenemos oportunidades en todos los territorios», y consideró que este documento «debe convertirse en el libro de cabecera de las instituciones, pero también del ciudadano de a pie», porque en su opinión «todos podemos hacer algo más por nuestra tierra, por nosotros mismos, habrá que intentar que este documento llegue a todo el mundo porque sin duda aportará luz a mucha gente».

Las oportunidades

En esta línea, subrayó que este documento refleja que «tenemos problemas y dificultades, pero también oportunidades». «No debemos conformarnos, tenemos que ser ambiciosos porque por ejemplo se pone de manifiesto que el sector industrial en la provincia, sin ser lo que todos desearíamos, es la principal actividad económica, supone más que la agricultura».

Se mostró optimista con los resultados que podrá lograr la plataforma creada para pedir mejoras en el ferrocarril. «Los responsables de Renfe y de Adif se sorprendieron de lo que le aportamos», señaló, con peticiones como las reflejadas por Parras.

 

Fotos

Vídeos