Jaén en Común califica de «fraude» la gestión de Aqualia en sus 20 años

Aseguran que la empresa lleva dos décadas «estrujando al ciudadano» sin que exista control municipal

R. I. Jaén

Hace unos días Aqualia hacia un balance positivo para la ciudad de sus 20 años de gestión de agua. Ayer, Jaén en Común (JeC), mostraba un balance muy distinto. «Aqualia hace el negocio del siglo en Jaén, con enormes beneficios y sin pérdidas para la empresa, mientras que los costes para la ciudad se han multiplicado por tres desde 1997. Todo ello porque no existe control municipal sobre la prestación del servicio. Mientras, y a cambio de este enorme coste, la ciudad recibe un servicio deficitario, con problemas persistentes desde hace años, con una red obsoleta y sin ningún tipo de control sobre una recaudación que gestiona la empresa sin rendir cuentas», explicó el portavoz de Jaén en Común en el Ayuntamiento, Manuel Montejo.

Para Montejo «Aqualia lleva 20 años estrujando al ciudadano sin control municipal, habiendo pagado los vecinos tres veces por las inversiones en las infraestructuras que no se han hecho. Sólo con los sobrecostes cuantificados hasta la fecha, se podrían haber creado más de 3000 empleos directos en la ciudad. En cambio lo que ha hecho esta multinacional es reducir un 30% la plantilla y precarizado su situación laboral»

150 millones

Jaén en Común responde así al «balance irreal» presentado por Aqualia después de 20 años de gestión del ciclo integral de agua en Jaén. En todo ese tiempo la empresa ha recaudado más de 150 millones de euros en la ciudad y ha recibido además una subvención anual para compensar un supuesto déficit económico, que no ha sido justificado ni controlado por el Ayuntamiento, y que en los últimos 10 años ha sido de 13 millones de euros.

«Estamos en manos de una empresa que maneja el servicio a su antojo, que no asume ningún coste ni las obligaciones del contrato y que tiene un enorme poder sobre el Ayuntamiento, gracias al estupendo negocio que le regaló el PP en 1997», afirmó el portavoz municipal Manuel Montejo.

Para JeC, mientras que la empresa habla de renovación y optimización, la realidad dice que hay fugas y pérdidas. Éstas últimas son del 23% según el diagnóstico del DUSI - elaborado por técnicos municipales - muy por encima de las medias de Andalucía y resto de España. Además, Montejo recordó que este diagnóstico desvela que la red de abastecimiento y saneamiento presenta deficiencias generalizadas.

«De manera que durante los últimos 10 años, sólo se ha rehabilitado un 15% de la red de abastecimiento y menos de un 1% de la de saneamiento. Estas inversiones fueron la principal motivación de la privatización, prometiendo una inversión de 22,8 millones de euros que financiaría la empresa concesionaria en el plazo de 5 años. Pero no solo no se realizó en ese periodo sino que en 2003 se estableció un canon de mejora por el que las obras de mejora que deberían haber sido realizadas y abonadas por Aqualia serían sufragadas por los vecinos. Así, desde 2003 se ha recaudado 21 millones que no parecen haberse invertido dados los problemas de fugas de agua», aseguró.