El Gobierno rechaza la quita de deuda como 'salvavidas' del Ayuntamiento de Jaén

La viceportavoz socialista Mercedes Gámez durante su intervención de ayer en el pleno municipal./
La viceportavoz socialista Mercedes Gámez durante su intervención de ayer en el pleno municipal.

Se planteó la opción de que los consistorios en riesgo tuvieran alguna inyección extraordinaria o medidas para cumplir con proveedores y bancos

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

La gigantesca deuda del Ayuntamiento de Jaén seguirá como tal, ahogando a los jienenses y al consistorio, al menos a corto plazo. El alcalde, Javier Márquez, y el concejal de Hacienda y Contratación, Manuel Bonilla, lamentaron ayer la falta de «soluciones y alternativas» por parte del Ministerio de Hacienda para ayudar a los consistorios que están en situación de riesgo financiero, al informar al pleno de la reunión mantenida el pasado martes en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en Madrid.

El encuentro, celebrado a instancias de este organismo, contó con representantes de los doce ayuntamientos «en peor situación», entre otros, Jaén, Jerez, Algeciras, Parla o Gandía, así como con el secretario general de Financiación Autonómica y Local, Diego Martínez.

El Consistorio jienense había solicitado una reunión con la ministra, María Jesús Montero; la secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, y también con el citado secretario, pero «no lo quiso recibir». El encuentro era «una oportunidad de trasladar de forma directa al Ministerio» el estado de las arcas municipales y llevar «posibles propuestas» desde las administraciones afectadas.

Según explicó, los representantes de los ayuntamientos estuvieron «de acuerdo» en «la inminente necesidad de medidas» ante «problemas que son estructurales», que vienen «de largo» y que «exigen medidas extraordinarias». Aludió a la conversión de deuda con proveedores en deuda a largo plazo y la necesidad de una solución para esta última. En este sentido, Bonilla les planteó la posibilidad de que estos consistorios tuvieran alguna inyección extraordinaria o medidas de calado para la deuda con los proveedores o la financiera.

Al hilo, afirmó que puso sobre la mesa «la quita», apoyada por el propio pleno local al completo en ocasiones anteriores, y ello a pesar de que «genera reticencias» en otros ayuntamientos con buena salud. «Desde este equipo de Gobierno no hemos sido nunca partidarios porque no entendíamos que esta propuesta entrara en el marco de deuda de este ayuntamiento en relación a otros, finalmente accedimos en aras de tener el máximo consenso y recogimos esa propuesta dentro de nuestro Plan Económico Financiero para luego trasladamos al Ministerio de Hacienda».

La respuesta «del número tres de Hacienda» fue que «de quita no se podía hablar», según precisó el edil, quien añadió que Martínez se refirió a «otras medidas en cartera que tampoco puso sobre la mesa ya con elecciones». De hecho, «no aportó ningún documento sobre posibles medidas» y el único que se maneja es que elaboró la FEMP hace año y medio.

Bonilla apostilló que si la única medida económica estrella del PSOE local es la quita y sus propios gobernantes «dicen que no, la oposición no ha hecho bien los deberes». «Nueve meses esperando para solucionar un problema gravísimo, nueve meses perdidos porque ya no hay tiempo», afirmó ante la convocatoria de las elecciones generales. Y «vienen meses complicados», ya que «la carencia del principal de la deuda vence a finales este año y no hay encima de la mesa medidas adicionales».

Márquez apuntó que «lo que se dijo era que los ayuntamientos lo que deben hacer son sus planes de ajuste» y que «quizás en un momento determinado, se pueda ayudar a refinanciar deuda». Este asunto «se podrá debatir en Comisión de Hacienda» con más profundidad.

'Quita' con otro nombre

La portavoz de Jaén en Común (JeC), María Dolores Nieto, incidió en que «la ciudadanía no se puede apretar más el cinturón» y defendió que, «si no se le quiere llamar quita, se le llame 'a Jaén deben'». Igualmente, pidió que «para hacer valer medidas adicionales» desde el Ayuntamiento «deben ir con todo el aval institucional posible» para defenderlas ante las administraciones.

De su lado, el portavoz socialista, Manuel Fernández, consideró que es fundamental «ser capaces de consensuar» posiciones con esa docena de consistorios, entre los que tampoco la situación es la misma, ya que hay algunos en «muy mala» y otros «mala». Se trata de contar «desde ya» con «una estrategia única» ante este Ministerio de Hacienda o el que venga, al tiempo que defendió una quita sobre la que en el pleno jienense «todos» han votado a favor. «Llámele como quiera», comentó al entender que, si no viene por ahí, se estará alargando la situación «y dentro de cinco generaciones se estará igual».