Las generosas lluvias mejoran el aspecto a las 'playas' de la provincia, «aptas» ya para el baño

Las generosas lluvias mejoran el aspecto a las 'playas' de la provincia, «aptas» ya para el baño

Manantiales, ríos, pantanos y 'piscinas naturales' sirven para refrescarse en Jaén, la región andaluza con más áreas de este tipo autorizadas

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

El calor ha tardado en llegar a la provincia, pero lo ha hecho con fuerza. Por contraste con la primavera 'invernal' parece que incluso las temperaturas son más altas, aunque los baremos según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) estarán en cifras habituales. En los próximos días la previsión es de un aumento de las temperaturas de cerca de diez grados, pasando de los 28 de máxima de ayer hasta los 37 de finales de semana y la mínima de 17 a 20. Algo que invita a darse un chapuzón, algo que se puede hacer incluso sin salir de la provincia y en parajes naturales. Jaén ofrece múltiples alternativas para darse una zambullida y hacer frente al elevado mercurio estival. De hecho es la provincia andaluza con más zonas de baño de interior aptas para el disfrute las veinticinco con las que cuenta Andalucía (ríos, embalses, manantiales) y que se encuentran actualmente en temporada de baño.

A causa de la sequía de los últimos meses se llegó a temer por el estado de muchas de ellas, pero las generosas lluvias de los últimos meses (625 l/m2 desde que empezó el año hidrológico en Jaén, con zonas como Cazorla con 746, según la Agencia Estatal de Meteorología y Consejería de Medio Ambiente) han mejorado su aspecto.

Los pantanos de la provincia estaban ayer al 62,57% de su capacidad, cuando en febrero apenas llegaban al 27%. Hace justo un año, a 1 de julio según la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) se encontraban al 40,95%.

Los pantanos están al 62,5% de su capacidad, 22 puntos más que al inicio del pasado verano

Las primeras muestras analíticas realizadas por los técnicos de la delegación territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía señalan unas adecuadas condiciones sanitarias de las aguas en las zonas de baño interior de la provincia, según indicaron ayer a este periódico desde el Gobierno andaluz. Las nueve áreas autorizadas para el baño en los ríos y pantanos de la provincia de Jaén son el embalse del Encinarejo y el río Jándula, en el término municipal de Andújar; el embalse del Rumblar, en Baños de la Encina; el río Linarejos y el Puente de las Herrerías, en Cazorla; el arroyo Los Molinos, en Siles; el río Aguascebas, en Villacarrillo; el Charco de la Pringue, en Villanueva del Arzobispo, y el Charco de la Cuna, en Santiago-Pontones.

Sus encantos

Cada una de estas 'piscinas' naturales tiene sus propias características, con la nota común de encontrarse en un bello marco y diferente, con grandes pendientes unos o lomas redondeadas otros. «Nuestros espacios y parques naturales cuentan con una magnífica variedad de zonas para disfrutar del baño en los meses de verano y desde la Junta de Andalucía velamos por que las aguas estén siempre en óptimas condiciones», explica señalado la delgada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega.

Los técnicos realizarán durante este verano un total de 45 visitas de inspección para controlar y tomar muestras de la calidad del agua de las nueve zonas naturales de los ríos y pantanos jienenses que están autorizadas para el baño público.

«Estas inspecciones, al igual que en años anteriores, sirven para comprobar si el agua cumple los parámetros exigidos por la legislación actual para que no suponga ningún tipo de riesgo de cara a la población, además de evaluar su calidad higiénica», recalcó.

La finalidad de este programa, incluido en el Plan Salud y Verano de la sanidad pública andaluza, es la vigilancia y control de la situación sanitaria y ambiental de la zonas de baño de la costa interior jienense, una de las más amplias de España, que se encuentran en la mayoría de los casos dentro de sus cuatro parques naturales protegidos y en el río Guadalquivir o sus afluentes.

Los ayuntamientos son los encargados de mantener las condiciones de limpieza y salubridad de las zonas de baño, de colocar carteles informativos con las características, infraestructuras y medidas de seguridad, de vigilar los posibles puntos de vertido cercano para evitar riesgos y adoptar las medidas de gestión que le requieran las administraciones sanitarias y ambiental, según recuerdan desde la Consejería de Salud.

Los técnicos realizarán informes quincenalmente sobre el estado sanitario de las aguas de baño hasta que finalice la temporada de baño. Desde hoy la población puede consultar el primero de ellos en la web de la Consejería (www.juntadeandalucia.es/salud). En la provincia de Jaén está previsto que los muestreos en las nueve zonas de baño de interior se desarrollen, tras el de esta segunda quincena de junio, dos más en julio y dos de agosto.

'Resucitadas'

Otros conocidos enclaves acuáticos de la provincia también se han visto beneficiados por las copiosas lluvias, como el célebre paraje de Los Cañones en la capital a la espera de su recuperación, o la emblemática Charca de Pegalajar y su entorno, que ha 'resucitado' esta primavera tras tres años seca.

Desde hace años, las 'playas' de interior son las mismas, pero los informes publicados en cursos anteriores por Ecologistas en Acción recuerdan que en la provincia de Jaén, hace dos décadas, las zonas donde el baño estaba permitido eran muchas más que actualmente.

Desde 1993 han sido descatalogados una veintena de puntos, con lo que dos tercios de las zonas aptas para el baño en la provincia se han perdido, según ha denunciado en alguna ocasión el colectivo ecologista. Todo se debe, según los ecologistas, a la dejadez de la Administración, que en vez de garantizar que las aguas estén limpias para el baño, prefiere sacarlas de la lista y no tener que preocuparse por la contaminación.

Además, muchas de las zonas de baño de la provincia de Jaén se encuentran situadas en alguno de sus cuatro parques naturales, lo que supone un aliciente más para el turismo en esta época. Se trata de un atractivo que potenciar para el turista que decide visitar tierras jienenses en vez de acudir al litoral. Uno de los principales destinos será el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas. Se estima que en torno al 18% de los turistas que llegan a Jaén en todo el año lo hace en verano.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos