Fuerte apuesta por emprender

Foto de familia de los participantes en el encuentro Paraninfo del mes de junio sobre empleabilidad y emprendimiento en la UJA./POVEDA
Foto de familia de los participantes en el encuentro Paraninfo del mes de junio sobre empleabilidad y emprendimiento en la UJA. / POVEDA

El 'Paraninfo' de junio ha girado en torno a la empleabilidad de los egresados de la UJA

MÓNICA LOPERAJAÉN

Alumnos preparados no sólo para trabajar por cuenta ajena, sino también para crear su propia empresa. Es lo que lleva años fomentando la Universidad de Jaén, que tiene especial interés en que sus estudiantes conozcan todos los entresijos del emprendimiento, uno de los ejes, junto con la empleabilidad en general, sobre el que giró el último encuentro 'Paraninfo' UJA-IDEAL, que tiene lugar mensualmente con el fin de reflexionar sobre las misiones universitarias, tradicionales y nuevas, así como dar a conocer las iniciativas que la UJA está implementando en el marco de su política universitaria. En esta ocasión, los participantes fueron Juan Ramón Lanzas Molina, vicerrector de Relaciones con la Sociedad e Inserción Laboral de la Universidad de Jaén; Raúl Mata Campos, director del Secretariado de Prácticas Externas, Inserción Laboral y Egresados de la UJA; Pedro Vera Candeas, representante de la EBC de la Universidad de Jaén 'Revinclassic'; Isabel Cano-Caballero Ramírez, representante de la EBC de la Universidad de Jaén 'Recursos Estratégicos de Biomasa (BIOLIZA)'; Susana Gutiérrez Jiménez, representante de la empresa 'Trespasos Consultores'; Mario Pámpano, representante de la empresa 'Enterbots'; Rosario Martínez Parra, directora Provincial en Jaén de la Fundación Andalucía Emprende y Diego Hurtado López, presidente de SECOT Jaén.

El vicerrector recordó que, tras la crisis económica que comenzó en 2007, el anterior equipo de Gobierno de la UJA decidió apostar por el fomento del emprendimiento entres sus alumnos para contribuir a dar una solución al problema de la falta de empleo. «El equipo anterior puso las bases, conformando convenios con el CADE y el SECOT para que nos ayudara en esta materia formativa, también estableció un convenio con la Cámara de Comercio Linares y se ideó crear un Vivero de empresas en la antigua Escuela de Magisterio, que se inauguró en 2015», manifestó Lanzas, que añadió que después se ha ido reforzando esto abriendo un segundo Vivero en el Campus de Linares.

Y es que, recalcó, «el emprendimiento no es una moda que tenga que estar como solución a un problema que apareció en un determinado momento, sino que es una forma más de apostar por la I+D+i que se lleva a cabo en todos los países de Europa». A juicio de Juan Ramón Lanzas, «es importante en esta sociedad en la que vivimos que haya iniciativas empresariales y emprendedores, incluso que un alumno pueden emprender dentro de una empresa y es algo que hay que hacerles ver desde los primeros cursos del grado, porque a veces el gusanillo del emprendimiento está ahí, pero otras aflora una vez que la persona conoce determinados programas que existen en la Universidad».

Así, destacó el vicerrector, «un emprendedor es capaz de dar solución, asumir riesgos, tener capacidad de liderazgo, está motivado, tiene inquietudes, no es conformista, no tiene miedo al fracaso... pero lógicamente todas estas cosas se puede ir inculcando».

La directora provincial en Jaén de la Fundación Andalucía Emprende apuntó un dato muy positivo y es que más del 70% de las nuevas iniciativas que se ponen en marcha están basadas en un emprendimiento por oportunidad, «personas que piensan que su idea puede funcionar y tener éxito en el mercado, lo que es bastante significativo».

A juicio de ésta, la Universidad tiene una labor trascendental, «fomentando que esas ideas se conviertan en proyectos, generando start-up y también atrayendo inversiones hacia ese foco de emprendimiento en las universidades, ya que son empresas que tienen su germen en el talento, pero para crecer sí necesitan inversión».

Según apuntó Pedro Vera, «no es tan difícil buscar financiación, sino tener un proyecto creíble, quizás si hubiera más actores de capital riesgo, podría haber más empresas que consiguieran financiación». Para el profesor y representante de 'Revinclassic', «la Universidad lo está haciendo muy bien ofreciendo a sus alumnos ejemplos reales de emprendimiento, pero hay más cosas que podría hacer» y puso el ejemplo de Lehman Brothers, donde el 40% de los exempleados, al año de cerrar, ya habían montado su propia empresa. «A ese nivel tenemos que llegar», recalcó, insistiendo en que «en la Universidad hay que centrarse en hacer una formación integral y fomentar la autonomía del alumno, que no se base sólo en aprobar un examen».

En opinión del presidente del SECOT de Jaén, Diego Hurtado, «la Universidad ha hecho un esfuerzo tremendo y lo sigue haciendo, ha conseguido que los profesores empiecen a pensar en emprendimiento y lo prediquen», aunque sigue siendo significativo que durante el pasado año el 56% de los nuevos emprendedores tuvieran estudios secundarios o primarios frente al 43% de estudios superiores o posgrado. «Esa diferencia hay que intentar corregirla», dijo.

Por su parte, Mario Pámpano, señaló que, a pesar de que existen diversas ayudas para los emprendedores, también es cierto que todas implican un riesgo. «A mi empresa se le acaba de conceder ahora una subvención de ayuda de autónomo que se pidió hace un tiempo y nos piden estar 3 años en el proyecto, a mí me encantaría, firmaría por ello ahora mismo, no sólo subsistir, sino tener éxito real, pero a día de hoy no puedo asegurarlo, y me planteo si coger la subvención o no porque puede que me hipoteque», apuntó el joven. A lo que el presidente del SECOT replicó: «Tan malo es ser tan precavido como hacerse castillos en el aire, pero hay que tener claro que uno de los elementos esenciales del empresario es el riesgo, aunque aquí en España también hay un terrible miedo al fracaso». Hurtado señaló que «es una cuestión de no emprender para subsistir» y destacó que «en 2008 la tasa de emprendimiento era el doble de la que hay ahora, entonces se emprendía por oportunidad, luego se llegó al emprendimiento por necesidad y de esos muchos cierran en menos de un año». El presidente del SECOT alertó de que «hay que pensar en negocios que puedan crecer y desarrollarse, ya que la mayoría de los proyectos que vemos son unipersonales, pero además con ninguna perspectiva de crear empleo, ni se lo plantean».

El punto de vista de Susana Gutiérrez como emprendedora es que «el primer año de actividad de una empresa es un auténtico máster, el mercado así se lo exige, por lo que es importante que el emprendedor sea consciente de lo que necesita no sólo a nivel de recursos, sino también de competencias, pues es fundamental tener asertividad, liderazgo, empatía...».

Volviendo a las ayudas, la representante de 'Trespasos Consultores', afirmó también que «hay mucha ayuda, sobre todo para determinadas formas jurídicas, pero nosotras solo hemos tenido la ayuda del vivero de la UJA», apuntó que «en la mayor parte de comunidades autónomas, las ayudas están muy focalizadas al inicio y la figura del autónomo, de manera que las formas societarias están menos apoyadas en ese sentido».

Los datos

Juan Ramón Lanzas destacó que cuando llegaron al Gobierno de la UJA en 2015 había 9 empresas spin-off, de las que 2 eran participadas al 5% con capital social de la UJA. En estos dos años, se han conseguido otras 9, de las que en 5 participa la UJA en su capital social. «El espíritu emprendedor que nace de los laboratorios de la investigación está dando sus frutos», subrayó.

Por otro lado, está el proyecto de cultura emprendedora, del que se han realizado 4 ediciones hasta el momento y se han presentado 66 proyectos, implicando a 240 profesores. Asimismo, unos 50 proyectos fin de carrera o de máster han estado vinculados a la idea de que se podían presentar a un premio de emprendimiento.

Además, en la UJA se han creado 2 junior empresa y hay otra en proceso en el Campus de Linares y existen 5 programas de formación en materia de emprendimiento.

Respecto a los espacios para emprender, está el Vivero de Empresas en la antigua Escuela de Magisterio desde 2015 y otro en Linares desde 2016. En el de Jaén se han alojado 15 empresas en pre incubación y 17 en incubación, mientras que en el de Linares se ha alojado una en pre incubación y 8 en incubación. Actualmente, hay 11 en Jaén y 8 en Linares. En total, señaló Juan Ramón Lanzas, «son unas 40 empresas las que han pasado por los viveros de la UJA hasta el momento».

Ayudas

Respecto a los incentivos, se han dado 74 ayudas por valor de 220.000 euros, siendo cada ayuda de 2.900 euros para cada emprendedor.

«Lo más importante de todo es que tenemos los espacios, pero también un ecosistema emprendedor, desde el apoyo al asesoramiento, apoyo, incentivos, charlas motivacionales previas, etc.», recalcó el vicerrector, que adelantó que «a partir del año que viene, en Magisterio se quiere hacer un planta diáfana que va a implicar tener más espacios y configurarlo desde otra perspectiva para crear sinergias entre todos los emprendedores».

Según el representante de 'Enterbots', «es fundamental que gente que ha estado en los mismos pupitres que los alumnos de la UJA y que ahora tienen su empresa les cuenten su experiencia y vean que no es algo inalcanzable» y recalcó que una de las charlas que más le marcó cuando era estudiante fue la de un mecánico que contaba su experiencia y su fracaso.