Fiebre de obras y misterio en agosto

No todos los vecinos de Sedeño están a favor de las obras de remodelación de la calle./LIÉBANA
No todos los vecinos de Sedeño están a favor de las obras de remodelación de la calle. / LIÉBANA

El éxodo veraniego, el año electoral y la mejora económica municipal dentro de la gravedad multiplican las reformas y crean situaciones inéditas

JOSÉ M. LIÉBANA JAÉN.

En una ciudad cerrada en parte por vacaciones, como puede leerse en estos primeros días de agosto en las persianas de no pocos establecimientos, coexiste justo al lado una frenética actividad de obras públicas y privadas en plazas, calles, locales comerciales y viviendas particulares. Sin apenas tráfico ni viandantes, debido también a las altas temperaturas, proliferan los contenedores de escombros en el centro urbano y el ir y venir de maquinaria y obreros, en un contraste entre el sestear de la ciudad y la hiperactividad de quienes tienen que terminar el trabajo antes de que llegue el temido septiembre.

Esto da lugar a veces a situaciones inéditas, como que ayer acudiera el concejal de Mantenimiento Urbano y alcalde accidental, Juan José Jódar, a presentar el comienzo de las obras de remodelación de la calle Sedeño, frente al Pilar del Arrabalejo, y que no lo hiciera la empresa adjudicataria, sin conocerse la causa. O que una vez despejada en su totalidad la plaza Deán Mazas, en los últimos días solo haya un operario regando los cinco árboles que se han salvado, si bien el Ayuntamiento insiste en que las obras no están paradas. O que cerca de allí, por contra, los obreros se afanen en Doctor Eduardo Arroyo y se trabaje a lo largo de toda la calle, con el fin de tenerla lista cuando el mes que viene regresen los jienenses que ahora están fuera y la capital recobre su actividad, ya que esta vía es clave para el tráfico tras la peatonalización del centro. Estas tres obras fueron adjudicadas a la misma empresa, Peninsular de Contratas.

Pilar del Arrabalejo

Las obras de Sedeño consisten en levantar casi toda la calle, sustituir el asfalto por hormigón impreso, eliminar los acerados elevados que de tan estrechos apenas son utilizados y crear una superficie en el mismo plano aunque diferenciada para vehículos y peatones. El Ayuntamiento indicó que esta remodelación la habían solicitado los vecinos, si bien hay otros que no ven necesaria esta intervención, entre ellos tres personas con discapacidad física a las que las obras dificultará poder salir de sus viviendas, según señalaron.

El alcalde accidental, que además es el presidente de EPASSA, informó ayer que los vecinos que tengan su cochera en la calle Sedeño podrán solicitar una plaza gratis en el aparcamiento público de La Victoria mientras duren los trabajos. Estos comenzaron ayer al mediodía, según indicó Jódar. «Solo tienen que acudir a las oficinas de EPASSA (calle Fermín Palma, en Las Protegidas) y en horario laboral llevar algún documento que acredite la titularidad del aparcamiento en la calle Sedeño. Allí se les facilitará un mando para poder acceder a esta plaza», apuntó.

El alcalde accidental añadió que se trata de «un esfuerzo que hace la administración local pensando en el ciudadano». También dijo que el 'parking' de La Victoria está cercano a esta calle y es la mejor opción. «El aparcamiento del teatro Infanta Leonor está totalmente ocupado», apostilló.

Causas

Después de tres años sin apenas poder invertir en obras, la llegada de agosto, la mejoría económica del Ayuntamiento dentro de su extrema gravedad y el hecho de que sea la recta final del mandato y, por tanto, el último verano antes de las próximas elecciones municipales, han hecho proliferar las obras. A las mencionadas se suman los dos planes de asfaltado (el primero, ya en marcha) o la reforma del mercado de San Francisco y de su aparcamiento, que el Ayuntamiento espera adjudicar hoy y que comience en unos días.

Fotos

Vídeos