Estable tras ser intervenido el paciente agredido con un cuchillo en el Hospital de Jaén

Estable tras ser intervenido el paciente agredido con un cuchillo en el Hospital de Jaén

La víctima, de 65 años, presentaba cortes en las muñecas y en el cuello

E. .PJAÉN

El paciente del Hospital Médico-Quirúrgico de Jaén agredido este pasado miércoles con un cuchillo por su compañero de habitación se encuentra estable tras ser intervenido en los tendones de una de sus muñecas que resultó afectada durante la agresión.

Según han informado a Europa Press fuentes sanitarias, este paciente, tras ser intervenido durante la pasada noche en el Hospital Neurotraumatológico de la ciudad jiennense de las lesionas causadas en los tendones de una de sus muñecas, se encuentra estable en el Hospital Médico-Quirúrgico. La víctima, de 65 años, presentaba cortes en las muñecas y en el cuello.

Por su parte, el presunto agresor, de unos 80 años, se encuentra ingresado en una habitación individual bajo custodia policial en el centro sanitario tras los hechos, de cuya investigación se ha hecho cargo la Policía Nacional.

«Ha apuñalado a su compañero, sin mediar palabra, no sabemos aún por qué. Los compañeros, tanto de Judicial como Científica, están allí», apuntaron desde la Policía Nacional a Europa Press. La víctima fue agredida sobre las 16,30 horas de este miércoles con un cuchillo de los que se proporciona para la merienda.

Por su parte, desde el Complejo Hospitalario de Jaén confirmaron la agresión en una de las habitaciones de la cuarta del Médico-Quirúrgico, en el área de Cirugía, donde ambos pacientes estaban con sus respectivos acompañantes.

«En cuanto ha ocurrido, desde la unidad se ha avisado a la dirección y se ha puesto en conocimiento de la Policía y ahora habrá una investigación que de determine el porqué de la agresión y las consecuencias de la misma», han manifestado.

El personal sanitario atendió a la persona agredida «por los cortes que ha recibido», mientras que el agresor también recibió asistencia, según las referidas fuentes, aunque sin precisar el posible alcance de las lesiones.

El presunto agresor es un paciente que estaba ingresado «por un déficit de oxígeno en sangre y que además padecía los efectos del conocido como síndrome confusional agudo», lo que le provocaba un estado «de gran nerviosismo y desorientación».

 

Fotos

Vídeos