El 'Espíritu de las Batallas' da la talla

Uno de los manifestantes sujeta un recipiente con aceite de oliva. /EFE
Uno de los manifestantes sujeta un recipiente con aceite de oliva. / EFE

Miles de personas se han manifestado en Madrid contra los bajos precios del aceite

Laura Velasco
LAURA VELASCO

Como en cualquier manifestación que se precie, la cifra de números hoy ha bailado una y otra vez. 20.000 personas, decía COAG. 50.000, decía UGT, aunque al final la organización las ha cifrado en unas 30.000, 'ni pa ti ni pa mi'. Para la Delegación del Gobierno han sido muchas menos: 8.000. Eso sí, lo que nadie ha puesto en duda ha sido que el 'espíritu de las Batallas' se ha trasladado fielmente a la capital de España. Los olivareros han gritado al unísono un lema: 'Precios justos para un olivar vivo', y han calificado la convocatoria como «un éxito».

Decenas de historias personales se han cruzado en las calles de la capital, con agricultores venidos desde todos los puntos de España y ofreciendo una imagen de unidad digna de resaltar en momentos como los actuales. José Domingo Urbano ha cogido el autobús a primera hora de la mañana desde Escañuela y ha relatado a EFE que ve oscuro el futuro para el aceite si no hay rentabilidad: «Si esto no se soluciona, dejaré la actividad; abandonaré las tierras que heredé de mis antepasados», ha indicado. De hecho, de la provincia jienense han sido 200 los autobuses que se han desplazado hasta la capital, siendo el territorio con más representación.

Sin incidentes

Ha sido una marcha sin incidentes en la que, no obstante, se ha dejado ver que los nervios están a flor de piel y que la situación es inaguantable. Un ejemplo de ello se ha vivido cuando los representantes de las organizaciones agrarias y cooperativas agro-alimentarias han sido increpadas por un olivarero que puso en duda su eficacia para resolver los problemas: «Menos hablar y más trabajar, eso es lo que hay que hacer», les ha espetado.

La representación política tampoco ha sido muy bien acogida ayer en Madrid, y la que más lo ha sufrido ha sido la portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, que ha asistido junto a otros miembros de su formación. Así, ha tenido un tenso encontronazo con varios olivareros que le han echado en cara el escaso interés que la agricultura despierta entre los políticos, ante lo que Arrimadas ha justificado su presencia por la necesidad de «sumar esfuerzos». También ha vivido un momento desagradable cuando un miembro de la organización le pidió que no estuviese en la primera línea de la manifestación para evitar politizar el acto.

Salir de la crisis

El sector del olivar vive uno de sus momentos más bajos y la exhibición de fuerza en Madrid espera que les sirva para hacer ver a las administraciones la necesidad de adoptar medidas que revaloricen su producto y les ayude a salir de esta crisis que amenaza con esquilmarlos.

El sector del olivar ha pedido medidas concretas al Gobierno y a la Unión Europea para revertir la situación de bajos precios de origen y hacer frente a la amenaza de aranceles por parte de EEUU, en una manifestación en la que miles de olivareros han dicho que no se rendirán. El periodista José Ribagorda ha leído un comunicado al final de la protesta, que ha concluido frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en Madrid.

En el comunicado han asegurado que las políticas deben centrarse en los olivares tradicionales y consideran urgente una normativa que evite de «forma contundente» la venta a pérdidas. También han reclamado una norma de calidad que permita al consumidor conocer «exactamente» las categorías del aceite y dotar de «transparencia y seguridad a todo el sector». En el texto no se olvidaron de los aranceles del 25 % anunciados por EEUU a numerosos productos agroalimentarios, entre ellos el aceite de oliva envasado y la aceituna verde de mesa.

El presidente de Cooperativas Agro-Alimentarias de Jaén, Higinio Castellano, ha defendido que hay que asegurar precios justos al olivar, pero con medidas «contundentes» y «no parches». España tiene que exigir ante la UE que se revisen los mecanismos de regulación del mercado, permitiendo la «autorregulación» del sector para «adaptar la oferta a la demanda», a su juicio.

Almacenamiento privado

Por su parte, el gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, Luis Carlos Valero, ha valorado la protesta como «un gran éxito». Y es que, ha recordado, si no está por encima de un nivel de rentabilidad adecuado, los olivareros no podrán seguir con su actividad. Entre otras cuestiones, la organización agraria reivindica que la Unión Europea reconozca la extensión de norma, que los precios a los que se disparan las ayudas al almacenamiento privado se adecúen a la realidad actual, y qu e a través de la cadena alimentaria, cuando baja el precio del aceite, automáticamente repercuta en los lineales para que el consumidor se beneficie. «Lo que esperamos es que, tras el éxito de la manifestación, se logren los cometidos a los que hemos venido», ha manifestado Valero.

Por su parte, el secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, ha recordado que lo que está en juego es la supervivencia del olivar tradicional. «El sector que pierde con unos precios en origen tan bajos es el olivar tradicional. Otros sistemas ganan, por lo tanto nos manifestamos para reclamar precios justos, para que la cadena de valor se regule y para eliminar definitivamente los ilógicos dientes de sierra y la banalización del aceite que tanto daño nos hacen», ha indicado.

El secretario provincial de COAG Jaén, Juan Luis Ávila, ha insistido en que no piden «ni un solo euro, ni un cambio normativo», le piden «a los responsables políticos que se dejen de inventos y se ciñan a las medidas concretas que les hemos planteado la totalidad del sector y que llevamos pidiendo desde hace más de seis meses».

Desde Logroño, el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, ha expresado su «comprensión y solidaridad» con los olivareros españoles y ha dicho que ha trabajado de forma intensa con el sector en los últimos meses y que comprende la manifestación de ayer.

Asimismo, una amplia representación del Partido Popular en la provincia de Jaén se ha desplazado a Madrid para participar en la manifestación «Una situación por la que llevamos meses exigiendo una solución al señor Sánchez, pero del que solo hemos obtenido silencio y una absoluta inacción», ha señalado la candidata número 2 al Congreso de los Diputados del PP jienense, María Luisa del Moral.

Por su parte, el PSOE de Jaén ha apoyado la manifestación convocada con la presencia de alcaldes, alcaldesas, portavoces municipales y responsables de las agrupaciones locales de la provincia, así como por el candidato al Congreso de los Diputados, Juan Francisco Serrano.