Dolor y estupefacción por la muerte de una adolescente en Jaén por atragantamiento en su instituto

El consejero de Educación, Javier Imbroda, transmite su pésame al director del centro, Lorenzo Luque. /J. MUDARRA
El consejero de Educación, Javier Imbroda, transmite su pésame al director del centro, Lorenzo Luque. / J. MUDARRA

La menor se asfixió como consecuencia de una obstrucción al comer un bocadillo de jamón sin que los adultos presentes pudiesen hacer nada

Jesús Mudarra
JESÚS MUDARRAJaén

Jaén sigue sobrecogida por la terrible noticia que llegó ayer desde uno de sus centros escolares. El tiempo se paralizó a las 11.15 de la mañana en el IES Az-Zait cuando una adolescente de quince años de edad se atragantó en el recreo mientras comía un bocadillo de jamón para coger fuerzas de cara a seguir con su jornada escolar. Como un día cualquiera.

Lo hacía en el aula de Educación Especial, donde a diario recibía su formación, y acompañada de su tutora y de dos monitores especializados en este tipo de educación. Ninguno de ellos pudo hacer nada por salvarle la vida. El atragantamiento fue tal que, ni siguiendo las instrucciones que el 112 les dio vía telefónica mientras llegaban los servicios de emergencias al centro, pudieron desbloquear de manera alguna las vías respiratorias de la menor.

Cuando los servicios de emergencias llegaron al instituto no pudieron hacer nada por ella, aunque ya previamente se le habían realizado maniobras de reanimación. Las caras del alumnado y de los profesores al abandonar el centro llegado el mediodía hablaron por si solas acerca de una tragedia que todavía tiene conmocionada a toda la comunidad educativa y a la capital del Santo Reino.

En el momento del accidente estaba acompañada por su tutora y dos monitores

Visita del consejero

El propio consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, quiso estar presente en Jaén para transmitir sus condolencias en persona. «Quería trasladar el pésame personalmente y dar un abrazo al claustro de profesores, que ya se pueden imaginar cómo se encuentra. Queremos transmitirles que estamos aquí con ellos a su disposición y traemos el abrazo del presidente del Gobierno andaluz y de la ministra de Educación», aclaró Imbroda justo después de una reunión de unos pocos minutos con el claustro de profesores del instituto Az-Zait, tras la cual se reunió con los padres de la fallecida.

«Queremos que sientan la cercanía de su consejero. Les he dicho que la fatalidad no tiene respuesta porque a veces cuando ocurren este tipo de situaciones, ¿qué respuesta puedes dar? Suceden desafortunadamente y ha tocado vivirla aquí. Tenemos que continuar. Hoy es un día de dolor para la comunidad educativa y para todo Jaén y no hay otra cosa que pueda ofrecer más que un abrazo, cercanía y disposición por si necesitan activar algún tipo de protocolo o de apoyo», adjuntó el consejero.

Preguntado acerca de qué más se puede hacer desde las administraciones a la hora de evitar este tipo de tragedias expresó lo siguiente: «Yo creo que no son momentos de buscar y de dar vueltas. Cuando ocurre una fatalidad como esta lo único que hay que hacer es tratar de cerrar filas y sentir el afecto. No hay consuelo en estos momentos. Hay que ponerse a disposición de la familia y el centro educativo y estar cerca. Son momentos de dolor y de acompañamiento a los allegados».

Desde la Asociación de Madres y Padres de los Alumnos, no dan crédito aún a la noticia. Su presidente, Sebastián Vivo, explicó a IDEAL que se encuentran en un profundo «estupor». «Estamos impactados hasta más allá de lo creíble. Es una tragedia total», dijo.

Momentos trágicos

El presidente llegó al centro muy poco después de que ocurriese el desgraciado incidente, por tener que hacer allí otros trámites, y lo que se encontró allí fue lo siguiente: «Estaba todo muy tranquilo y con mucho silencio. Los profesores y la dirección del centro tenían controlada la situación aunque esta era totalmente dramática. Todo estaba ordenado y tranquilo pero había muchas personas llorando», contextualizó.

«Como padres y madres de alumnos que somos estamos muy próximos al dolor de la familia y hoy les acompañaremos en la misa fúnebre. También sabemos del dolor de la comunidad educativa. Están destrozados», finalizó Vivo, que también es profesor en otro centro educativo.

Accidente inevitable

José Ábalos, sindicalista de CGT y docente, explicó a esta redacción que no existe una reglamentación que obligue a que los profesores reciban una formación en primeros auxilios, aunque muchos de ellos sí que cuentan con cursos que podrían ayudarles en una situación como la vivida ayer.

Aún así, hizo hincapié Ábalos en que por muchas medidas que se tomen hay accidentes que no se pueden evitar. También especificó que no existe ningún tipo de personal sanitario en los centros escolares y que este sería necesario no ya solo para casos tan graves como el que ha afectado al instituto Az-Zait sino también para cualquier lesión que puedan sufrir los muchos menores que hay escolarizados.

La asfixia por atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España, solo superada por los suicidios y las caídas accidentales. Para que se hagan una idea de lo común que es este tipo de fallecimiento, en 2017 fallecieron así 2.336 personas en España. Sí que es cierto que en la inmensa mayoría de los casos los que los sufren son personas mayores de 65 años y no adolescentes como la jienense que perdió ayer la vida. Además, los expertos aseguran que en muchos de los casos las dificultades para tragar aparecen a causa de enfermedades que complican las situaciones.

Los datos del INE indican que del total de muertes por asfixia, solo 212 se debieron a atragantamientos por alimentos.