El Defensor del Paciente pide a la Fiscalía que investigue la muerte de un paciente ante la falta de ambulancia

El Defensor del Paciente pide a la Fiscalía que investigue la muerte de un paciente ante la falta de ambulancia

«Como en el caso anterior, responsabilizamos a la Junta de Andalucía por dejación de funciones en la protección de los pacientes y poner en riesgo sus vidas», indica el colectivo

E. P.JAÉN

La Asociación Defensor del Paciente se ha dirigido a la Fiscalía Superior de Andalucía para solicitarle una investigación e intervención por la muerte de un paciente «sin atención» al ser denegada la ambulancia porque no había efectivos, en este caso en Jaén -uno previo habría sucedido recientemente en Lepe (Huelva)-.

«Como en el caso anterior, responsabilizamos a la Junta de Andalucía por dejación de funciones en la protección de los pacientes y poner en riesgo sus vidas: de hecho, no sólo son las ambulancias, pues también está el caso de la infrautilización un servicio que se puso para la atención de los ciudadanos en Jerez, un helicóptero para salvar vidas, que solo se utiliza para los 15 días de fiestas y después no se vuelve a utilizar», indica el colectivo.

Por todo ello, «y porque entendemos que son muertes evitables y que han dejado a sus seres querido rotos de la impotencia de no poder salvarles la vida», el Defensor del Paciente espera que sea atendida la petición «con la investigación anteriormente solicitada y la depuración de responsabilidades de quien o quienes hayan provocado esta situación».

Ante lo que considera la situación «desastrosa» de la sanidad en Andalucia, la asociación pide la dimisión de la presidenta, Susana Díaz, y la consejera de Salud, Marina Álvarez, «por decencia política y asunción de responsabilidades por los daños ocasionados a pacientes y trabajadores de la sanidad andaluza».

Según relata la familia, los hechos tuvieron lugar el pasado 20 de agosto, cuando se llamó al 061 a las 13,25 horas aproximadamente demandando una ambulancia porque un varón se desangraba al romperse una variz. «Le contestaron que no mandaban a nadie por falta de efectivos. Mi madre repitió la llamada cuatro veces más a lo largo de una hora con igual respuesta. A las 14,25 hizo otra llamada verbalmente mucho más agresiva debido a que mi padre ya perdió el conocimiento por falta de sangre», continúan.

«A los diez minutos llegó un equipo médico al completo, el cual en ese momento hizo todo lo posible, pero las condiciones eran ya pésimas y mi padre murió a las 23,30 de ese día 20 de agosto», apostillan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos