Cuatro años y medio de prisión por encargar desde la cárcel hacer daño a su expareja

Imagen de archivo de la cárcel Jaén II /IDEAL
Imagen de archivo de la cárcel Jaén II / IDEAL

E. PRESSJAÉN

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén condenó ayer a cuatro años, seis meses y un día de prisión a P.G.T.G., de 54 años, que en 2016 encargó a su compañero de celda hacer daño a su exmujer. En concreto, tal y como recoge la sentencia, el encargo era el de quemarle el coche, clavarle un bolígrafo en el ojo y cortarle las piernas. Además de prisión por proposición de un delito de lesiones graves, le condena a acercarse a manos de 500 metros o comunicarse con su expareja durante cinco años y medio, y la prohibición, una vez salga de prisión, de entrar o residir en Jaén capital durante otros cinco años y medio, algo que se controlará por pulsera telemática. En lo que respecta a la responsabilidad civil, el condenado deberá indemnizar a su expareja en 6.000 euros y también deberá hacer frente a las costas judiciales, incluidas las de la acusación particular.

P.G.R.G. se defendió ante el tribunal que le juzgó en la Audiencia de Jaén el pasado 7 de noviembre afirmando que «todo es totalmente falso», mientras que su exmujer declaró estar convencida de que su objetivo sea desde dentro de prisión o cuando salga será el de darle «matarile» para «pagar todo lo que él dice que le estoy haciendo». El acusado argumentó que lo único que hizo fue darle a su compañero de celda una serie de contactos para poder afrontar la recogida de aceituna de sus olivas, pero no para encargar que le hiciera daño a su mujer.

Maltratador

Como testigo protegido declaró por videoconferencia su compañero de celda, la persona que supuestamente recibió el encargo de hacer daño a su expareja, pero que finalmente «por conciencia» acabó poniéndose en contacto con la mujer para avisarle de las intenciones de su exmarido. P.G.R.G. se encontraba en prisión después de haber sido condenado como maltratador por sentencia firme de noviembre de 2016 a tres años y cuatro meses de cárcel.