La consejera de Salud pide «tranquilidad» a la ciudadanía ante la falta de medicamentos

Varios medicamentos en pastilla./FOTOLIA
Varios medicamentos en pastilla. / FOTOLIA

Continúan los problemas de suministro, entre otros, de Apocard, uno de los fármacos más utilizados para tratar a los pacientes con fibrilación auricular

LAURA VELASCOJAÉN

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, pidió ayer «tranquilidad» a la ciudadanía con respecto al desabastecimiento de medicamentos en el que se encuentran las farmacias españolas, pero sobre todo las andaluzas. La consejera señaló a los medios que este es un problema nacional, y que no solo sucede con medicamentos que participan en la subasta, ya que en el último listado de la Agencia Española del Medicamento (AEM) se especificaba que solo un medicamento de los que carecen participa en el concurso.

Además, apuntó que la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, se pronunció a los medios en este sentido, y pidió las casas comerciales que tengan en cuenta el bien común de los pacientes.

Sustituirse por otros

Marina Álvarez quiso «transmitir tranquilidad», puesto que dice que todos estos medicamentos pueden sustituirse por otros con el mismo principio activo, con la misma dosis y presentación.

Estas declaraciones tuvieron lugar tras el recurso de alzada interpuesto por las empresas farmaucéticas hace unos días contra las resolución del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que habilita la decimocuarta subasta de medicamentos en esta comunidad.

Por ello, la Confederación Empresarial de Oficinas de Farmacia de Andalucía (CEOFA) advierte de que si la Junta no estima el citado recurso de alzada interpondrá el correspondiente recurso contencioso-administrativo y seguirá ejerciendo todo tipo de medidas, incluidas las judiciales, para suspender las subastas andaluzas.

Problemas con el Apocard

Asimismo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) informó ayer de que continúan los problemas de suministro de Apocard, uno de los fármacos más utilizados para tratar a los pacientes con fibrilación auricular, la arritmia cardíaca más frecuente.

Según señaló la Aemps en su página web, el laboratorio que comercializa el fármaco (Apocard 100 mg, 30 comprimidos, y Apocard 100 mg, 60 comprimidos), que contienen flecainida como principio activo, «no va a contar con unidades suficientes para satisfacer la demanda habitual de estos medicamentos en los próximos meses». Por ello, la empresa (MEDA Pharma), «está realizando una distribución controlada para que lleguen unidades a todos los mayoristas de forma proporcionada».

La flecainida se usa en la prevención y tratamiento de pacientes con taquicardia supraventricular sin cardiopatía de base, así como en la prevención y tratamiento de arritmias ventriculares perfectamente documentadas y que, según juicio clínico, pongan en peligro la vida del paciente, señaló la Aemps.

La agencia indicó que existen otros medicamentos comercializados que tienen el mismo principio activo, a la misma dosis y forma farmacéutica, pero advierte de que no puede ser objeto de sustitución por otros medicamentos con el mismo principio activo sin la intervención del médico.

Además, debido a la elevada cuota del mercado que representa Apocard 100 mg comprimidos, se han producido, a su vez, problemas de suministro en las alternativas, las cuales van a disponer de unidades limitadas que no pueden cubrir las necesidades del mercado.

La agencia ya informó de problemas de suministro de Apocard el pasado 3 de agosto, lo que llevó a la Sociedad Española del Corazón (SEC) a pedir calma a los pacientes y a recomendarles acudir al cardiólogo para tener una alternativa adecuada. También el Defensor del Paciente salió al paso entonces y pidió al Gobierno que tomase medidas legales contra la compañía farmacéutica.

Además del Apocard, otros medicamentos que escasean en las farmacias son el Dalsy, el nolotil, la cafinitrina o el Adiro 300.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos