Concluyen las obras de la Carrera de Jesús, que ya luce adoquinado

Vista de la calle y los adoquines tras las obras. /IDEAL
Vista de la calle y los adoquines tras las obras. / IDEAL

El alcalde asegura que se ha dado «nobleza y monumentalidad» a esta vía y que se hará lo mismo con otras calles del entorno de la Catedral

LORENA CÁDIZJAÉN

Las obras de la Carrera de Jesús ya han terminado y la calle ya luce su polémico adoquinado. Fue el propio alcalde, Javier Márquez, quien anunciaba ayer a través de un vídeo en su perfil en redes sociales, que la intervención en la calle había llegado a su fin y que ésta había servido para darle «monumentalidad y nobleza» a una vía que, desde su origen, se concibió así. «Era la calle que unía la Catedral con el Seminario y aquí se ubicaron los conventos y las casas de palacio».

El final de la intervención en la Carrera de Jesús dará paso a las obras previstas en la plaza de Santa María y posteriormente a otras calles del entorno de la Catedral «para que pueda ser Patrimonio de la Humanidad», dijo Márquez.

Finalmente la Carrera de Jesús luce con adoquines de granito, como propuso en marzo la Delegación de Cultura, ya que el tramo hasta el Camarín es zona protegida por el PEPRI, y no de asfalto, como empezó a hacerlo el Ayuntamiento en la zona próxima a la plaza de Santa María. El tramo hasta la rotonda de Lola Torres figura en el plan de asfaltado.

El Ayuntamiento presentó en su día un recurso de alzada contra la decisión de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, pero como puede tardar en resolverse y cabe la posibilidad que lo haga en el mismo sentido, ha optado por adoquinar. «No podemos tener más tiempo cortada la Carrera de Jesús», apuntó entonces el concejal de Hacienda y Contratación, Manuel Bonilla, pese a que el adoquín de granito es «bastante más caro», lo que obligó a incrementar el presupuesto de las obras en 150.000 euros. Estas las ha llevado a cabo Aqualia, ya que en principio fueron para sustituir las tuberías del subsuelo, que originaban frecuentes fugas y averías.

En Semana Santa

Cultura dio luz verde en marzo, poco antes de Semana Santa, a la solicitud del Ayuntamiento para la legalización y reanudación de las obras, paralizadas por falta de documentación. Pero la autorización para reanudarlas estaba sujeta a condiciones. La principal, que el vial de la calle (estrechado por la ampliación de los acerados) tenía que ser adoquinado y no asfaltado como empezó a hacerse.

Colectivos culturales y vecinos de la zona se mostraron contrarios al alquitrán en dicha calle. La asociación vecinal Unidos por la Merced pidió que las obras respetasen y preservaran «la identidad, así como la uniformidad, del casco histórico», y no solo en la Carrera de Jesús.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos