Concentraciones en repulsa por el asesinato machista de Jaén

Los hechos tuvieron lugar en el barrio de Santa Isabel. La calle desierta Francisco Ayala García Duarte, en la tarde de ayer. /JESÚS MUDARRA
Los hechos tuvieron lugar en el barrio de Santa Isabel. La calle desierta Francisco Ayala García Duarte, en la tarde de ayer. / JESÚS MUDARRA

Jaén llora por la que es, a falta de que lo confirme un juez, la primera víctima mortal de la violencia machista en la ciudad desde que existen registros de este tipo de delitos

JESÚS MUDARRAJaén

Jaén llora por la que es, a falta de que lo confirme un juez, la primera víctima mortal de la violencia machista en la ciudad desde que existen registros de este tipo de delitos, según la Policía Nacional. Los hechos se conocieron ayer, a las 12:10 horas, cuando el 112 recibió una llamada de auxilio de una mujer que aseguraba haberse encontrado a su madre asesinada en su casa. Una vez que la patrulla de la Policía Nacional acudió a la calle Francisco Ayala García Duarte (barrio de Santa Isabel), donde tuvo lugar el crimen, el yerno de la víctima les informó de que él había accedido junto a dos familiares más y habían encontrado a la mujer en el suelo y «con la cabeza destrozada».

Más información

Una vez que la Policía accedió al domicilio, una casa unifamiliar, comprobó que efectivamente la mujer yacía sin vida en el suelo y con un orificio de grandes dimensiones en la frente. Rápidamente se activó el protocolo de muerte violenta y a los pocos minutos se encontró al marido de la víctima en una habitación contigua a donde se había hallado a esta, con la puerta atascada.

Detenido

Tras varios intentos y usando la fuerza, los agentes consiguieron entrar en la habitación, donde descubrieron a un hombre de unos 75 años de edad, en ropa interior, tumbado en el suelo y con las piernas puestas en la puerta y «bastante desorientado», apuntaron fuentes policiales. Según el relato de los agentes, el susodicho no conseguía articular bien las frases, aunque repetía que «la tenía que haber matado».

La víctima se llamaba Dolores L. R., tenía 73 años de edad y era natural de Jaén. El agresor ya está detenido y trabaja en el caso el juzgado número cuatro de Jaén. El supuesto asesino aseguró a la Policía que la muerte se produjo anoche pero, tras la primera inspección, las sospechas apuntan a que esta se habría producido entre 48 y 72 horas antes de la llamada a los servicios de emergencias. Pese a la grave herida que la mujer presentaba en la frente, aparentemente fruto de un disparo, los primeros indicios apuntan a que la muerte se produjo por el golpeo sistemático con un objeto contundente, más concretamente con una barra de hierro.

La Policía confirmó que no existían denuncias previas. Al parecer el matrimonio se encontraba en proceso de separación y, pese a que la mujer se había ido a casa de su hija durante los últimos días, habría vuelto a su domicilio, donde mantuvo una fuerte discusión con el marido acerca de un teléfono móvil.

El autor del crimen se encuentra en dependencias policiales donde confesó ser el autor del asesinato de su mujer. Además, la policía científica se encuentra trabajando en el domicilio que el matrimonio compartía. Ya hay una primera remesa de pruebas que los agentes han puesto en manos del juez pero todavía se encuentran reuniendo más evidencias del crimen. El domicilio permanecerá precintado hasta que la Policía termine la investigación.

Mientras tanto, el detenido espera para ser puesto en manos del juez quien con toda probabilidad ordenará su ingreso inmediato en el Centro Penitenciario de Jaén.

Reacción del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Jaén no tardó en mostrar su pesar por el asesinato de Dolores. «El Ayuntamiento de Jaén condena el asesinato que ha costado la vida a una vecina de la capital, que ha muerto al parecer a manos de su pareja. El alcalde de Jaén, Julio Millán, condena enérgicamente en nombre del equipo de gobierno del Consistorio los hechos», recoge el comunicado donde queda reflejado que esta muerta convierte a esta jienense en la víctima número 40 de violencia machista en lo que va de año. Millán inistió en la nota de prensa en la importancia de «redoblar esfuerzos, trabajar desde las administraciones para mantener activos los protocolos y los recursos de apoyo a las víctimas». Apelado a la unidad política y social frente a esta lacra. Además desde el Ayuntamiento se ha convocado para hoy, a las 12:00 horas, un minuto de silencio en repulsa por un crimen que ha encogido el corazón de la capital del Santo Reino. El colectivo Feminista 8M Jaén ha citado a las jienenses a una concentración a las 20 horas en la plaza de las Batallas, junto a la Subdelegación del Gobierno central

El PSOE de Jaén, a través de su secretaria de igualdad, Francisca Molina, mostró el «rechazo más absoluto» al nuevo caso de violencia machista en Jaén, y trasladó el pésame a los familiares y amigos de la víctima. «Hay que seguir incrementando el esfuerzo en la lucha contra el machismo, sin tapujos ni titubeos», subrayó Molina y alude a la unanimidad que deben seguir todas las administraciones en las políticas de género, con el objetivo de «lograr una hoja de ruta común y combatir este daño tan grave en nuestra sociedad».

En este sentido, insistió en «potenciar el trabajo para evitar este tipo de crímenes, con medidas que pasen por la concienciación, la prevención, la formación, la educación y, por supuesto, la protección a las personas perjudicadas», puntualizó Molina.

Entre las reacciones por el asesinato de Dolores, está la del presidente de la Junta Juanma Moreno que desde su cuenta de Twiter llamó a hacer un frente común «contra la violencia machista». «Tiendo la mano a todos, solo unidos podremos acabar con esta lacra. Desde la Junta de Andalucía ponemos nuestros recursos a disposición de la familia», concluyó.

Muertes

Por desgracia el nombre de Dolores se suma a una lista que es demasiado larga. Esta jienense se ha convertido en la mujer número 40 asesinada por la violencia machista en lo que llevamos de año. Más de un millar, 1.115 son las mujeres que han muerto desde 2003, cuando empezaron a registrarse las muertes de mujeres a manos de sus parejas como asesinatos por violencia de género.

Unas cifras altísimas que, a pesar de los enormes esfuerzos que se están haciendo desde las administraciones, colectivos y medios de comunicación, sobre todo en temas de sensibilización y concienciación, no se reducen sino que están viviendo un repunte en los últimos meses.

El segundo julio con más muertes por violencia de género

Por desgracia el de Dolores no es un hecho aislado. La violencia machista es una lacra social que nos acompaña a diario y que no deja de copar titulares desagradables. Solo unas horas antes de que apareciera muerta esta jienense, en Madrid sobrecogía el conocer la frialdad que había tenido un hombre que, tras matar a su mujer, fotografió con el móvil el cadáver y se las mandó a un amigo para pedirle a este que le ayudara a deshacerse del cuerpo. Pilar, que así se llamaba la mujer, era una cirujana muy querida en su ámbito laboral no ya por ser una excelente profesional sino por el trato humano.

Tampoco se pudo hacer nada por salvar la vida de esa chica de Bembibre a la que su propio marido llevó al hospital con un agujero en el pecho que él mismo le había producido.

Estremece el pensar en el caso que se dio unos días antes, en los dos hijos de 12 y 15 años de edad, que se han quedado huérfanos de madre en Tarrasa porque su padre la mató a cuchilladas cuando tenía 47 años de edad.

Ni una orden de alejamiento consiguió impedir tampoco que un hombre de Lugo acabase matando a su exmujer y se suicidase posteriormente. Casi todos los casos tienen en común el deseo de la mujer de abandonar la relación y la incapacidad para entenderlo de sus parejas.

El último crimen ocurrido en Jaén tuvo lugar en Úbeda en septiembre pasado. Donde una mujer fue asesinada a manos de su marido, en uno de los periodos de convivencia. Los dos eran naturales de Osuna (Sevilla). Había denuncia por malos tatos y acusaciones mutuas en los juzgados pues él tenía la custodia de los hijos.

Venimos además de protagonizar el julio más sangriento en lo que a violencia de género se refiere. De hecho el mes, en el que hubo un total de 10 asesinatos machistas, se cerró como el segundo mes con más muertes en los últimos 13 años de estadísticas. Y esas diez mujeres hay que sumar además dos niños, que también fueron víctimas en julio de este problema social al que hay que poner solución cuanto antes.