La concejala exige el arreglo de las goteras del colegio Alfredo Cazabán

Parte de la cubierta parcheada en el colegio Alfredo Cazabán./AMPA
Parte de la cubierta parcheada en el colegio Alfredo Cazabán. / AMPA

Recuerda que las obras de reparación de la cubierta están en garantía y confía en una solución definitiva por parte de la empresa

José M. Liébana
JOSÉ M. LIÉBANA

La concejala de Cultura, Educación y Universidad Popular, Isabel Azañón Rubio, informó ayer de que las obras de reparación de la cubierta del colegio Alfredo Cazabán están en garantía, y le ha indicado al técnico municipal correspondiente que la empresa adjudicataria, Fecada, vuelva a arreglar la zona en mal estado, después de que las goteras volvieran a aparecer con las últimas lluvias en Jaén. La edil añadió que la zona afectada es la misma en la que actuó la empresa el año pasado y que velará por «el buen uso del dinero público».

Es la tercera vez que en los últimos meses salen goteras en este colegio público, situado en la Carretera de La Guardia. Las de hace unos días fueron en una clase de niños de ocho años, obligando a retirar la mesa de uno de ellos porque tenía la gotera justo encima. Así lo contó anteayer el presidente del 'ampa' El Cazabito, Francisco Manuel Amaya, tras presentar un nuevo escrito en el Ayuntamiento, en el que solicitaron una inspección y comprobación de que los trabajos se hicieron según decía la memoria valorada del proyecto de reparación. Los padres también pidieron que el Ayuntamiento paralice cualquier pago a la empresa en aplicación del apartado 1.3.5 del pliego de condiciones, «que establece que las obras no terminadas o incompletas no se abonarían o se abonarán en la parte que en se encuentren ejecutadas», y hasta que no se reparen las filtraciones. Y que en caso de mantenerse el «grave incumplimiento», que aplique la Ley de Contratos del Sector Público, «resolviendo el contrato y exigiendo a la empresa la correspondiente indemnización de daños y perjuicios».

El 'ampa' añadió que Fecada ofreció una baja en el precio respecto a los 48.000 euros del presupuesto de licitación, cuando la cubierta tiene 356 metros cuadrados y había que limpiar, impermeabilizar y arreglar toda esa superficie.