Comerciantes piden un centro comercial al 'estilo inglés' en el corazón de la capital para sobrevivir

Reunión ayer de los representantes de los comerciantes con el director general de Comercio, Raúl Perales, tercero por la izquierda. /M. Á. C.
Reunión ayer de los representantes de los comerciantes con el director general de Comercio, Raúl Perales, tercero por la izquierda. / M. Á. C.

Con un plan pionero a nivel andaluz buscan una vía para hacer frente al comercio digital, al futuro Jaén Plaza y a la situación tras la peatonalización

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJAÉN

La zona peatonal y céntrica de la capital convertida en un macrocentro comercial en su totalidad, al aire libre y con una inversión y normas comunes, al estilo anglosajón, para lograr la supervivencia de los comerciantes. Es la propuesta que defendieron ayer ante la visita del director general de Comercio de la Junta de Andalucía, Raúl Perales, en lo que sería un plan pionero en la comunidad andaluza y casi a nivel nacional. Así lo explica el presidente del Centro Comercial Abierto (CCA) Las Palmeras, Francisco Gutiérrez, apuntando a que «la asociación está en la obligación de intentar una transformación en el modelo de centro comercial abierto, ya que la que «ha servido durante 18 años no es hoy día suficiente». Los servicios técnicos del CCA trabajan en un modelo similar a los BID anglosajones (Business Improvement District). La traducción vendría a ser una forma de gestionar los distritos directamente. En esa manera de gestionar actuarían todos los sectores, abogando por la implicación y participación activa de todo el comercio y toda la actividad económica que se encuentra en su ámbito geográfico (desde farmacias a bancos, despacho de abogados u otro tipo de negocios, que en teoría se beneficiarían también de las actuaciones y de una mayor afluencia de gente), lo que permitirá contar con unos presupuestos anuales y con una estructura que posibiliten actuaciones programadas y periódicas año tras año.

«Ahora mismo contamos con nuestros asociados e intentamos hacer actividades que repercutan en toda la zona. El problema es la financiación. ¿Qué diferencia habría con lo actual? Sería una gestión público-privada, destinándose parte de los impuestos que se generan en estos centros comerciales, dedicada a la gestión del centro de manera directa, por ejemplo a través del IBI u otro. En países anglosajones existe y funciona. En Lérida ya se está implementando», explica Gutiérrez. Por ello, plantean a la Junta que estudie que el Centro Comercial Abierto Las Palmeras «pudiera ser experiencia piloto para este proceso de transformación» en la comunidad.

«Sabedores que hacia esa dirección habrán de ir todos los centros comerciales abiertos de Andalucía para seguir prestando los servicios que demandan los comercios que los integran», manifestó, asegurando que la recepción por parte de Perales fue «fantástica».

Los comerciantes, tras la peatonalización del centro, aseguran estar necesitados de un impulso, subrayando la bajada de negocio en la zona en un 20%, según Comercio Jaén. Igualmente, mostraron su preocupación por la próxima apertura de una nueva gran superficie comercial en el extrarradio (el Jaén Plaza), ya que «generará un impacto negativo sobre las ventas de los comercios ubicados en la ciudad. Sobre todo, teniendo en cuenta que «lamentablemente han sido inexistentes las actuaciones» impulsadas en la última década en urbanismo comercial para mejorar el centro y su comercio.

Desde Comercio Jaén también se destacó otro caballo de batalla más: la pérdida de cuota de mercado frente al comercio 'on-line' y la inquietud por que el equilibrio entre la gran distribución comercial y el comercio urbano y de proximidad pueda romperse, siendo estos «los dos principales problemas generales a los que ha de enfrentarse el sector».

Lucas Ruiz, presidente de Comercio Jaén, destacó el enorme esfuerzo que durante años vienen realizando los centros comerciales abiertos de la provincia (Úbeda, Linares, Andújar, Baeza y Jaén) para dinamizar el sector, habiéndose convertido en «una fórmula de cooperación entre comerciantes que está dando muy interesantes resultados» para que el comercio urbano de los centros de las ciudades se mantenga competitivo.

Abrir más días que Jaén Plaza

Perales defendió que es «el modelo más adecuado para el pequeño comerciante» para hacer frente a las grandes superficies o el comercio online, coexistiendo. «En la digitalización tienen que entrar todos, incluidos los pequeños, es cuestión de supervivencia, pero no puede ser el chocolate del loro. Tiene que haber más medidas. Andalucía permite abrir solo 10 domingos o festivos al año con más de 300 metros cuadrados, lo que genera un equilibrio en la demanda. Si no abre el Jaén Plaza esos días y el CCA sí la probabilidad de que compren en el pequeño comercio es mayor».

Para Andalucía, el comercio ocupa el segundo puesto en sector en aportación de riqueza, el 10% del PIB regional y el 17% del empleo. Pidió también consensuar la peatonalización del centro de Jaén.

Fotos

Vídeos