La cifra de médicos que se marchan al extranjero se cuadruplica en seis años

Consultas médicas en el hospital Médico Quirúrgico de Jaén. /IDEAL
Consultas médicas en el hospital Médico Quirúrgico de Jaén. / IDEAL

Salarios más bajos, contratos precarios y la falta de oferta pública de empleo han provocado una situación, ahora complicada para el SAS

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZJAÉN

La cifra de médicos jienenses que se marchan fuera de España se ha cuadruplicado en los últimos seis años, según los certificados de idoneidad emitidos por la Organización Médica Colegial (OMC) para que estos especialistas puedan ejercer en otros países. Si en el año 2012 fueron diez médicos los que lo solicitaron, y en 2013 fueron 7, en el año 2018 la cifra ascendió a 41. Es cierto que algunos profesionales lo solicitan por si tienen que salir fuera de las fronteras españolas a ejercer, y al final no lo utilizan, pero no es lo más frecuente.

Los dos últimos años, 2017 y 2018 han sido en los que se ha disparado esta fuga de profesionales médicos. Hasta entonces la cifra de certificados de idoneidad siempre había rondado los diez, incluso en 2014 solo fueron dos los facultativos que lo solicitaron. En 2017, en cambio, subió hasta los 32 y en 2018 hasta los 41. Desde los sindicatos tienen claro que esta línea ascendente se debe a las precarias condiciones laborales que tienen en España, y más concretamente en el Servicio Andaluz de Salud.

«No se hace nada por fidelizar a los médicos: las retribuciones son más bajas en Andalucía, respecto al extranjero y respecto a otras comunidades españolas, y los contratos son más precarios, con renovación de contratos cada mes o cada tres meses. Con este panorama muchos deciden irse», denuncian desde el Sindicato Médico, desde donde defienden que para que esta tendencia cambie, lo primero que tiene que cambiar es la retribución, y por supuesto, «convocar Oferta Pública de Empleo (OPE) y que se resuelvan». «Seguimos sin resolver la OPE de 2013. Es decir hay gente que hace seis años que hizo una oposición y aún no sabe si tiene plaza. Cuando un médico tiene una plaza es difícil que renuncie a ella», aseguran.

El sindicato también reclama que se convoquen concursos de traslados a Andalucía «para médicos que son titulares de una plaza fuera y que quieren volver a su tierra».

«Ahora no encuentran»

De entre todos los médicos que han decidido marcharse, los de familia son los más numerosos. «Durante la crisis los médicos de familia han sido los más vulnerables, les hacían contratos del 50 por ciento o del 70 por ciento de la jornada, cuando la carga de trabajo era inmensa. Aquello ya se acabó, por suerte, pero «ahora el Servicio Andaluz de Salud está lampando por encontrar personal y no lo encuentran, muchos se han marchado».

El pasado mes de noviembre el Servicio Andaluz de Salud (SAS) publicaba el mapa de los puestos de difícil cobertura sanitaria en Atención Primaria para médicos de familia, en las que se primará a aquellos profesionales que trabajen en ellas. A estos médicos se les incentivará con una batería de mejoras laborales, aprobadas en Mesa Sectorial, que reconocerán su trabajo en zonas rurales o remotas, para garantizar la presencia y estabilización de profesionales en estos puestos, según explicó entonces la Junta de Andalucía.

Jaén es la provincia andaluza en la que se han determinado más zonas de difícil cobertura médica, con doce, algunas de ellas de municipios bien comunicados y con una población importante: Úbeda, Bailén, Mengíbar, Jódar, Pozo Alcón, Peal de Becerro, Villanueva del Arzobispo, Alcaudete, Cambil, Baeza, Villacarrillo y El Mármol (Rus).

Entre las mejoras laborales que se ofrecerán a los que trabajen en estas zonas están el acceso a la formación continuada, reconocimiento, desarrollo profesional y mejoras retributivas asociadas al complemento de carrera profesional o mejoras en los procesos de movilidad voluntaria y selección de personal, así como alargar voluntariamente prolongar la permanencia en el SAS una vez cumplida la edad de jubilación con jornada reducida en uno de estos puestos.

Con ello el SAS pretende incentivar a los profesionales que permanecen en estas plazas, reconociendo «la labor de los que elijan trabajar en zonas rurales o remotas y garantizar la presencia y estabilización de profesionales en estos puestos».

En total son 61 las zonas de difícil cobertura en Andalucía. En el Plan de Ordenación de Recursos Humanos vigente se identificaban solo 21. Huelva es la segunda provincia con más zonas de difícil cobertura médica en Atención Primaria, con diez áreas.

Jubilaciones inminentes

Si la tendencia no cambia, la situación puede agravarse en los próximos años porque el 45,2% de los médicos de Atención Primaria de la provincia tiene más de 60 años. Eso quiere decir que, en un máximo de 5 años (algunos optan por jubilarse a los 63), casi la mitad de la plantilla médica de los centros de salud se retirará. Un cifra muy alta de la que alerta el Sindicato Médico de Jaén, que elaboró este estudio indagando en los datos del censo y que refleja la elevada media de edad de este colectivo.

Ese estudio muestra que apenas hay médicos en Atención primaria que tengan menos de 40 años. Solo un 7,5% de los 559 facultativos que trabajan en los centros de salud de la provincia. En cambio, el 75, 6% tiene más de 50 años.

El estudio está hecho también por distritos, lo que muestra que la situación es más grave en algunos puntos concretos de la provincia, como los distritos Jaén y Jaén Sur.

«Los médicos de familia formados en España tienen fama en el extranjero y allí es donde se han ido muchos, o a otras comunidades autónomas, donde están mejor remunerados que aquí», defienden

 

Fotos

Vídeos