El Ayuntamiento de Jaén reconoce «problemas» con la limpieza

Residuos y bolsas de basura en la calle Obispo Aguilar, en San Ildefonso, anteayer por la tarde. /M. C. T.
Residuos y bolsas de basura en la calle Obispo Aguilar, en San Ildefonso, anteayer por la tarde. / M. C. T.

Anuncia como medidas inmediatas una reunión con FCC, una ronda de contactos con colectivos vecinales y posibles sanciones a la empresa

JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

El concejal de Hacienda y Contratación de Jaén, Manuel Bonilla, indicó ayer que el nuevo contrato de limpieza y recogida de basura de la ciudad, que entró en vigor el día 15 de diciembre pasado, «implica muchas modificaciones y con esto problemas de implantación», si bien añadió que desde el Ayuntamiento están «poniendo los medios necesarios para solventar y mejorar esta situación».

Y citó, por ejemplo, una próxima reunión con FCC, «con el fin de que la ciudad cuente con el servicio que se merece», o una ronda de contactos con el movimiento vecinal para que las asociaciones trasladen los principales problemas en cada barrio y comunicarlos a la empresa.

Bonilla insistió en que la nueva Oficina de Control de Contratos «ya está trabajando y velando por el cumplimiento de las contrataciones» y que ya ha encargado los informes correspondientes, jurídicos y técnicos, «para verificar cuál es el grado de cumplimiento existente sobre este servicio».

«Vamos a exigir a la empresa con los medios legales en nuestra mano (la legislación contractual y el pliego de concesiones administrativas y técnicas) el cumplimiento íntegro del contrato y, en su caso, comenzaremos a aplicar las penalidades que procedan, si ha habido algún incumplimiento», subrayó.

El concejal también dijo que el posible conflicto laboral, «que era previsible que se planteara, fue resuelto de forma satisfactoria por ambas partes». «Vamos a seguir trabajando como es nuestra obligación», insistió el concejal de Hacienda.

Declaraciones hechas poco después de la rueda de prensa ofrecida por el PSOE para denunciar el mal estado del servicio de limpieza y basura y criticar que el alcalde, Javier Márquez (PP), y la empresa FCC, «hayan querido eludir su responsabilidad» con el estado de suciedad de la ciudad, «convirtiendo a los vecinos en culpables cuando son víctimas y rehenes de la situación».

Fotos

Vídeos