Aprobada la subida del IBI, con la amenaza de los 'hombres de negro'

La corporación guardó un minuto de silencio en recuerdo de Alfonso Sánchez y una empleada municipal. /LIÉBANA
La corporación guardó un minuto de silencio en recuerdo de Alfonso Sánchez y una empleada municipal. / LIÉBANA

«No se puede hacer otra cosa», alega la edil de Hacienda, tras la advertencia del Ministerio de intervenir el Ayuntamiento

José M. Liébana
JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

Y el nuevo gobierno municipal se dio de bruces con la realidad. PSOE y Ciudadanos han aprobado este jueves la subida un 8,3% del IBI, en un Ayuntamiento de Jaén al que los bancos no prestan dinero porque está «en riesgo financiero», con una oposición en contra por el fondo y las formas del equipo de gobierno en este asunto y con la protesta silenciosa de los trabajadores de Onda Jaén en el salón de plenos. Especial protagonismo y altura han tenido el duelo entre 'economistas' de la concejala de Hacienda, María Orozco (Cs), y quien ocupara ese cargo hasta junio pasado, Manuel Bonilla (PP), además de un conato de rifirrafe entre el actual alcalde, Julio Millán (PSOE), y su antecesor, Javier Márquez (PP), quien reclamaba un doble turno de palabra, que al final se ha aceptado.

La plantilla de la radiotelevisión municipal ha estado en el salón de plenos.
La plantilla de la radiotelevisión municipal ha estado en el salón de plenos. / LIÉBANA

En el pleno extraordinario los socios de gobierno también han aprobado una nueva adhesión al Fondo de Ordenación, establecido por el Ministerio de Hacienda para que ayuntamientos como el jienense puedan hacer frente a las sentencias judiciales condenatorias en firme, en este caso de entre 2017 a 2019. 26 millones de euros más para pagar a concesionarias como FCC (21) correspondientes a los años en que el anterior gobierno no tuvo contrato con la empresa de limpieza y recogida de la basura, más 750.000 para Autobuses Castillo, la Diputación, autónomos y 'pymes'. «Las sentencias se tienen que pagar, sí o sí», ha dicho edil de Hacienda, parafraseando a su antecesor, «y cuanto antes mejor», para no incrementar aún más los gastos.

Pero como solo hay queso gratis en las ratoneras, estos préstamos a bajo interés con el aval del Estado tienen su contrapartida, y es que los ayuntamientos tomen medidas para sanear sus cuentas, aumentando los ingresos y reduciendo los gastos. Para ello, el Ayuntamiento de Jaén elaboró en 2012 un plan de ajuste, que se ha ido modificando conforme ha ido solicitando nuevos préstamos. Un plan «de obligado cumplimiento» y que el PP «ha incumplido sistemáticamente», ha aseverado Orozco, quien ha aludido a un escrito reciente del Ministerio de Hacienda advirtiendo de que si el ayuntamiento no cumple puede no solo denegar los préstamos sino tambien intervenir el mismo, lo que se conoce como la llegada de 'los hombres de negro', que adoptarían medidas «mucho más drásticas».

La concejala ha añadido que tiene «una responsabilidad fuerte» para que eso no ocurra, que la subida del IBI es «mínima», en torno a unos 24 euros al años de media, y que es «impuesta por la herencia recibida». «No se puede hacer otra cosa, yo no puedo cambiar las normas», ha apostillado.